Las reservas de nieve que alimentan al Ebro y Garona están a la mitad que hace un año

Las reservas de nieve y las aportaciones en las subcuencas nivales de las vertientes cantábrica y pirenaica de las cuencas de los ríos Ebro y Garona son de 436 hm³, esta cifra supone un 59 por ciento menos que hace un año (1.035 hm³) y un 26 por ciento inferior (592 hm3) que el promedio de los cinco últimos años.

Según la Confederación Hidrográfica del Ebro, en estos momentos ninguna cuenca supera el centenar de hectómetros cúbicos de reserva, cuando hace un año eran cinco de las catorce cuencas las que los superaban.

Las cuencas Valira hasta Seo D’Urgell y Segre hasta Seo D’Urgell son las únicas cuyos registros se sitúan por encima de los de hace un año, con 60 y 26 hm³ respectivamente.

Las aportaciones totales acumuladas registradas en los puntos de cierre de cada subcuenca desde el principio del año hidrológico (1 de octubre) son de 4.241 hm³, mientras que hace un año eran de 7.172 hm³. El promedio de los cinco últimos años es de 6.096 hm³.

La reserva hidráulica empeora

Las reservas de agua de los pantanos peninsulares también están cada vez más lejos de la media de la última década -establecida en 41.380 hectómetros cuadrados-. Además guardan mucha distancia en relación al año pasado por estas fechas -40.257 hectómetros cúbicos de agua-, teniendo en cuenta que ahora dispone de 33.944 hectómetros cúbicos de agua.

También te pueden interesar la siguientes noticias:

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.