La AESA trabaja en un instrumento de seguimiento de los riesgos múltiples para las abejas

Foto: Xunta de Galicia

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) avanza en sus trabajos para poner a punto un nuevo instrumento de evaluación de los riesgos medioambientales y de los múltiples factores de estrés para las abejas (químicos, biológicos o vinculados a factores medioambientales, como el cambio climático y las prácticas agrícolas).

El dictamen científico de la AESA sobre este instrumento, llamado Must-B, debería estar listo para el verano, según anunció un responsable de la agencia ante la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo.

Este trabajo no tiene nada que ver con la revisión que está en marcha sobre las líneas directrices para la aprobación de los productos fitosanitarios. Estas últimas, que ya han discutido los Estados miembros, van dirigidas a evaluar el impacto de una sola sustancia.

Must-B tendrá en cuenta el efecto combinado de la exposición a varios productos químicos y a otros factores que provoquen estrés a estos animales.

Sin embargo, este trabajo, que mezcla datos obtenidos sobre el terreno y modelos en laboratorio, no dará resultados hasta dentro de tres a cinco años, según los expertos. Entonces podrá contribuir a la revisión y actualización de las orientaciones reglamentarias futuras.

Otro objetivo es que se convierta en un instrumento de comunicación para los agricultores, con el fin de mostrarles cómo sus prácticas pueden tener un impacto positivo o negativo en las colonias de polinizadores.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.