Consecuencias de la propagación de la peste porcina africana en China en el comercio mundial

La rápida propagación del virus de la peste porcina africana (PPA) en China provocará una disminución acusada de la producción de porcino del país y ello tendrá consecuencias en el comercio de carne a nivel mundial, según recogen expertos del Instituto del Porcino francés (IFIP) en un informe.

Añaden que, aunque los sacrificios se han mantenido en un nivel elevado hasta ahora en el país, la subida de precios que se está observando parece indicar que la oferta disminuye.

Las estadísticas chinas, recogidas por el IFIP, muestran que en febrero de este año el número de reproductoras había disminuido en un 20% con respecto a febrero de 2018, pasando de 36 millones de animales a unos 27,5 millones. En estas circunstancias, las exportaciones de porcino a China se han animado, aunque el informe advierte que la situación es muy confusa, sobre todo en lo que respecta a los datos reales sobre oferta y stocks. Otra incógnita es la reacción de los consumidores ante la enfermedad y las subidas de precios de las carnes en el comercio minorista.

Los autores del informe indican que circulan análisis diversos sobre esos elementos. La diferencia entre la oferta y la demanda podría cubrirse, en un primer momento, con importaciones, cuyo volumen dependerá de las disponibilidades en el país y de la evolución de los precios en el mercado mundial. Consideran que es muy posible que la subida del precio al consumidor dé lugar a un aumento de la demanda de otros productos cárnicos en China y también en el mundo.

Proveedores

La UE está en buena posición para aprovechar las oportunidades que se abren en China, siempre y cuando la situación en Bélgica se mantenga bajo control y la enfermedad no se propague a otros países de Europa occidental. El año pasado representó dos tercios de lo importado por el país asiático.

El comercio entre Estados Unidos y China continúa bajo tensión debido a la guerra comercial. El precio del porcino en América también está subiendo, constata el IFIP, y las previsiones apuntan a un aumento de la producción este año. Por otro lado, Brasil ganó terreno en el mercado chino el año pasado, pero sus disponibilidades de carne son relativamente cortas. Por último, Rusia podría entrar a formar parte de los abastecedores de China si sus autoridades aceptan importaciones procedentes de países afectados también por PPA.

En consecuencia, concluye el IFIP, el comercio mundial se está viendo alterado en este sector. Dependiendo del acceso al mercado y de los precios, las empresas optarán por unos destinos u otros.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.