El USDA revisa a la baja su previsión de producción mundial de azúcar para 2020/2021

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) ha revisado a la baja su previsión de producción mundial de azúcar para la presente campaña 2020/21, que sitúa ahora en 181,8 millones de toneladas (en bruto), frente a los 188 millones que avanzó el pasado mes de mayo.

A pesar de ello se trata de un aumento significativo respecto a la campaña anterior que se debe principalmente al incremento en Brasil. El consumo también crece (aunque menos de lo previsto inicialmente) debido al aumento de la demanda en la India, Indonesia e Irán.

Brasil superará los 42 millones de toneladas. El cultivo de la caña se ha beneficiado de un tiempo favorable y el país destinará a la producción de azúcar un porcentaje mayor que el de la campaña anterior. Aproximadamente el 48% de la producción de caña se destinará a la producción de azúcar y el 52% a la fabricación de etanol (frente al 35% y el 65%, respectivamente de 2019/20). Ello se debe a que las medidas para controlar la propagación de la pandemia de Covid-19 han supuesto una disminución de la demanda de combustible.

La demanda de azúcar en este país disminuirá (10 millones de toneladas frente a 10,65 millones en 2019/20) mientras que aumentarán sensiblemente las exportaciones, que podrían llegar a los 32 millones de toneladas frente a los 19,3 millones de la campaña pasada.

Para la India el USDA apunta a un aumento de la producción del 17%, hasta los 33,7 millones de toneladas) por el incremento de la superficie y la mejora de los rendimientos. El consumo en este país alcanzará un récord de 28,5 millones de toneladas, pero la mayor disponibilidad de mercancía le permitirá incrementar sus exportaciones ligeramente, hasta los 6 millones de toneladas. Los stocks de final de campaña (14,7 millones de toneladas) podrían cubrir siete meses de consumo.

La UE espera una disminución de la producción

En la Unión Europea se espera una disminución de la producción de azúcar por tercera campaña consecutiva. Apenas se superarán los 16 millones de toneladas, frente a los 17 de 2019/20.

La caída es consecuencia de unos menores rendimientos, que han acusado el impacto de la sequía y los daños provocados por el amarilleamiento de la remolacha en algunos Estados miembros, principalmente en Francia.

El consumo comunitario se mantiene estable en 18,3 millones de toneladas; las exportaciones bajan a 1 millón de toneladas dada la menor disponibilidad (1,2 millones en 2019/20) mientras que las importaciones alcanzarán los 3 millones de toneladas (2,1 millones en la campaña anterior).

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.