Los agricultores franceses destruyen más de 18.000 has de colza ante el riesgo de semillas transgénicas

Tras el descubrimiento de un organismo genéticamente modificado (OGM) no autorizado en las semillas, los agricultores franceses han destruido 18.000 hectáreas de cultivos de colza, más del doble del área prevista inicialmente, según ha informado Bayer.

El grupo químico y farmacéutico alemán ya anunció en febrero que se iban a tener que destruir miles de hectáreas de cultivos de colza tras detectar rastros de una variedad transgénica cultivada en Canadá en lotes de semillas vendidas en Europa.

En un primer momento Bayer estimó que se perderían alrededor de 8.000 hectáreas de colza en Francia. Sin embargo, el área se ha ampliado a las 18.000 hectáreas porque exinten zonas donde se duda sobre la trazabilidad de las semillas.

La causa de la contaminación de las semillas no está clara

La semilla afectada se vendió bajo la marca Dekalb, desarrollada por el grupo estadounidense Monsanto, que fue adquirido por Bayer el año pasado. La empresa ofreció una compensación a los agricultores por la pérdida de la cosecha de este año y la obligación de no cultivar colza en 2020.

La causa de la contaminación de las semillas, producida en Argentina en una zona libre de transgénicos, no está clara, según ha informado Bayer.

Los cultivos transgénicos se dan en todo el mundo pero siguen siendo controvertidos en Europa, donde muy pocas variedades están autorizadas para el cultivo y países como Francia las han prohibido por completo.

También te puede interesar…

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.