Cambios en el importe de las ayudas directas en 2021 y 2022

El Gobierno ha aprobado en su reunión de este martes, 26 de enero, el Real Decreto que regula la concesión de ayudas directas en 2021 y 2022, años de transición hasta la entrada en vigor de la reforma de esta política en 2023. Aunque, en líneas generales, no hay grandes cambios en la normativa, los agricultores y ganaderos beneficiarios de ayudas deben esperar cambios en el importe de las mismas, al alza o a la baja.

Esos cambios se deberán, por un lado, a la entrada en vigor de un nuevo marco presupuestario en la Unión Europea, el correspondiente al período 2021-2027, y, por otro, a que en España se aplicará una convergencia acelerada del importe de los derechos de pago básico dentro de cada región productiva.

Hay que recordar que el proceso de convergencia supone aproximar el importe del valor de los derechos individuales de pago básico dentro de cada región productiva, de forma que los que estén por debajo del valor regional se van ajustando al alza y los que están por encima se ajustan a la baja. Esa aproximación se llevará a cabo, en 2021 y 2022, a un ritmo más acelerado que hasta ahora. El objetivo, de acuerdo con el texto aprobado, es que ningún derecho de pago básico tenga un valor unitario inferior al 70% del valor medio regional en 2021 ni inferior al 80% en 2022.

Como en campañas anteriores los agricultores podrán conocer el valor de sus derechos de pago básico para la campaña 2021 a través de la consulta pública creada a tal efecto en la web del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

Otros cambios

El texto aprobado por el Gobierno incluye también algunos otros cambios. Por ejemplo, a la hora de acreditar la condición de agricultor activo se tendrán en cuenta los ingresos agrarios no solo del ejercicio anterior sino también de los dos ejercicios previos. Este cambio se adopta para que no se vean perjudicados los beneficiarios que, como consecuencia de la pandemia, no hayan tenido los ingresos habituales y no lleguen a los exigidos para responder a la definición de agricultor activo.

En relación con las ayudas asociadas a la ganadería, con el fin de facilitar el acceso a los jóvenes ganaderos y a los ganaderos que comienzan la actividad, se elimina la referencia al 1 de enero del año de la solicitud el cumplimiento de los requisitos para percibir la ayuda asociada para las explotaciones de vaca nodriza, vacuno de leche, ovino o caprino por la totalidad de los animales presentes en la explotación a una determinada fecha.

Respecto a la condicionalidad, se ha incluido un nuevo requisito que penaliza la recolección mecánica nocturna en plantaciones intensivas de cultivos permanentes en seto de porte alto, denso follaje y en los que se produzca la anidación o pernoctación de aves, con objeto de proteger a las aves durante la época de cría y reproducción.

Solicitudes a partir del 1 de febrero

El período de solicitud de las ayudas será el habitual: entre el 1 de febrero y el 30 de abril. Hay que apuntar, sin embargo, que han cambiado otros plazos. En el caso de las cesiones de derechos, en las campañas 2021 y 2022 el período de comunicación se iniciará a la vez que el plazo de presentación de la solicitud única y finalizará en la fecha en la que acabe el plazo de modificación de la solicitud única de ese año.

De acuerdo con lo establecido en el reglamento transitorio comunitario, cerca de 680.000 agricultores y ganaderos españoles percibirán un total de 4.860 millones de euros en concepto de ayudas directas este año.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.