¿Existe alguna fórmula de repartir los ingresos de un arrendamiento con los hijos sin vender ni donar las tierras?

El `Consultorio jurídico´con Manuel Lamela, responsable de la sección de Derecho Agroalimentario del Colegio Abogados de Madrid

En la emisión de AGROPOPULAR del 18 de enero, Manuel Lamela, responsable de la Sección de Derecho Agroalimentario del Colegio de Abogados de Madrid, respondió a la pregunta de M.R.

El oyente explicó que va a jubilarse como autónomo del campo. “Quiero arrendar parte de mi propiedad.Tengo hijos, pero ninguno se dedica a la agricultura. ¿Existe alguna forma de repartir los ingresos del arrendamiento con mis hijos sin venderles ni donarles las tierras?”

Respuesta completa

Según Lamela, sería preciso disponer de información con un mayor grado de detalle para brindarle la solución más adecuada para su caso. De cualquier modo, entendemos que su intención no es optar, por el momento, por la donación o la venta de la finca a la que hace referencia en beneficio de sus hijos (por lo que éstos no serían propietarios de las mismas), sino simplemente realizar un reparto dinerario a sus hijos de los ingresos que usted perciba del arrendamiento.

En ese supuesto, la normativa no impide que usted pueda entregar parte de los ingresos fijos que perciba a sus hijos, pero debería contemplarse que fuera a través de una donación.  Sobre este particular, el artículo 618 del Código Civil define las donaciones como “un acto de liberalidad por el cual una persona dispone gratuitamente de una cosa en favor de otra, que la acepta”.

El funcionamiento básico de una donación se sustenta en que cada vez que alguien regala algo sin que por ello tenga que abonarse un precio ni prestar un servicio como contraprestación, se está generando una donación. A partir de ahí existen diferentes tipos de donaciones y matices legales y prácticos sobre lo que es una donación y lo que no y cómo afecta a algo tan sensible como las herencias. Y es que al final una donación también se puede considerar un adelanto de la herencia cuando se entrega a un futuro heredero.

Ahora bien, es importante subrayar que toda donación implica la liquidación del correspondiente Impuesto de Sucesiones y Donaciones, cuyo tipo impositivo varía de una comunidad autónoma a otra. El impuesto devengado correrá a cargo del donatario, es decir, lo deberán abonar, en este caso, sus hijos.

Otra fórmula que podría ser tenida en consideración, frente a las donaciones, es la posibilidad de otorgar un préstamo entre particulares, en este caso entre padre e hijos, pero es preciso tener en consideración que un préstamo siempre conlleva la obligación de devolver el dinero prestado y, además, cumplimentar el correspondiente Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Escuche a continuación el `Consultorio jurídico´ del 18 de enero

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.