La UE absorbió el 33% de las exportaciones de frutos secos de Estados Unidos en 2018

España, primer destino de la almendra de California, según un informe del USDA

Fotografía de ALH.

La Unión Europea fue de nuevo el año pasado el primer destino de las exportaciones de frutos secos de Estados Unidos. Según recoge un informe del Departamento de Agricultura de este país (USDA), los envíos americanos al mercado comunitario alcanzaron un valor de 2.800 millones de dólares en 2018.

Las ventas, en concreto, de almendras (tanto con cáscara como sin ella) se elevaron a 1.600 millones de dólares, seguidas de los pistachos (516 millones) y las nueces (344 millones de dólares). El informe subraya que la creciente popularidad de los aperitivos saludables, unas rentas más elevadas y el dinamismo del mercado hacen que la UE sea un destino más atractivo que nunca para estos productos que, además, forman parte de la dieta mediterránea.

La UE absorbió el 33% de las exportaciones de frutos secos de Estados Unidos en 2018. La segunda región en importancia es el este de Asia, a la que se destinaron el 26% de las ventas al exterior, y la tercera los otros países de América del Norte, con el 12%.

Dentro de la UE, los importadores de frutos secos americanos más significativos son España, Alemania y Holanda, que sumaron casi el 63% del total comunitario el año pasado.

El informe del USDA precisa que Estados Unidos es el primer proveedor de estos productos al mercado europeo, con el 38% del total (en valor). Turquía ocupa la segunda posición (18%), seguido de Vietnam, Chile e Irán. Las almendras siguen siendo el fruto seco más importado en la UE (23% del total en 2018).

España, primer destino de la almendra de California

En el caso concreto de la almendra, el informe destaca que la UE es uno de los principales productores y consumidores a nivel mundial y es también el primer destino de las exportaciones de California, con España como principal mercado. Cada año, la producción de ese estado americano se exporta a más de 100 países por todo el mundo, pero solo la UE absorbe en torno a un tercio del total.

En España, subraya el USDA, la producción continúa en aumento. La mejora de los precios está favoreciendo un incremento de la superficie de almendros como alternativa a cultivos menos rentables.

El informe recoge las últimas previsiones de producción del Ministerio de Agricultura para la campaña 2019/20, que apuntan a 90.454 toneladas de grano, con un aumento del 6% respecto a la campaña anterior. Se trata, sin embargo, de una cifra sensiblemente más elevada de la que maneja la Mesa Nacional de Frutos Secos, que prevé un volumen de unas 62.500 toneladas, con un incremento en torno al 1% respecto a la campaña anterior y del 18% si se compara con la media de los cinco últimos años.

Italia es el segundo productor de almendra de la UE, con una previsión para 2019/20 de 17.700 toneladas de grano, un 10,6% más que en la campaña anterior debido a la entrada en producción de nuevas plantaciones. En total, la UE podría producir 120.510 toneladas de almendra en 2019/20, frente a un consumo interno de unas 372.000 toneladas.

La UE también exporta almendras, aunque en cantidades mucho más modestas. En 2017/18 fueron 20.707 toneladas, con un incremento respecto a las 15.409 toneladas de 2016/17 y las 14.790 toneladas de la campaña anterior. Y Estados Unidos es el primer destino (8.197 toneladas en 2017/18).

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.