El Pregón. Planas contra Andalucía. Por César Lumbreras

Luis Planas (Fuente: MAPA)

El ministro de Agricultura anunció días atrás cuáles son sus ideas de cara a la aplicación en España de la PAC del futuro, la que previsiblemente entrará en vigor en 2023, una vez que haya pasado todos los trámites en Bruselas y la negociación interna “hispano española”. Del análisis del conjunto de medidas que pretende aplicar, y fundamentalmente de la eliminación de los derechos históricos y de la reducción del número de regiones productivas, se desprende que habrá una nueva distribución de los fondos entre las Comunidades Autónomas, con Andalucía, que es la que más recibe actualmente, como gran perjudicada. Dicho de otro modo: si nadie lo remedia, los agricultores y ganaderos andaluces, la principal potencia agraria de España, van a sufrir un tajo importante en el dinero que reciben en concepto de las ayudas de la PAC.

Esta semana ya ha habido algunas reuniones en esta Comunidad Autónoma para analizar lo que está por llegar y se ha rechazado cualquier recorte en los fondos que percibe esta región, tanto por parte de la Consejería de Agricultura como del propio sector, que parecen estar en alerta ya, ante esa posibilidad más que cierta. Si finalmente se plasman en la realidad estos proyectos del ministro Planas, los socialistas de esta región van a tener muy difícil explicar allí ese “tajo”. También habrá que estar muy atentos para ver cómo se soluciona, en este marco de la nueva PAC, el problemón que hay con el olivar tradicional y de bajo rendimiento, afectado por una crisis de rentabilidad desde hace hace casi dos años, sin que el ministro de Agricultura, el cordobés de adopción Luis Planas, haya hecho algo para solucionar la grave situación, que se ha vuelto a poner a poner de manifiesto el pasado viernes con una caravana de vehículos en una de las comarcas de Jaén. En el mundo del olivar, que tanto ha cambiado en los últimos años, hay unos claros perdedores, los olivareros tradicionales y de poca producción, y una clara ganadora, la empresa catalana Agromillora, que se ha hecho de oro vendiendo los olivos intensivos y superintensivos; está por ver lo que pasa con los que han comprado los árboles a la vista de los precios actuales del aceite. Así es cómo están las cosas, a las puertas del nuevo reparto del dinero de la PAC, con Andalucía de gran perdedora y todas las Comunidades queriendo más fondos.

 

Por César Lumbreras

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.