Bélgica consigue erradicar la peste porcina africana de su territorio

Bélgica ha sido declarada libre de Peste Porcina Africana (PPA) el día 19 de noviembre, en el marco del Comité Permanente de la CE en su sección de sanidad animal. De este modo, pasa a ser el segundo país afectado en la Unión Europea que ha conseguido erradicar la enfermedad de su territorio, junto a la República Checa. La declaración llega después de más de 12 meses sin haber declarado focos de PPA en cadáveres frescos de jabalíes.

Bélgica era uno de los países donde se habían notificado exclusivamente focos en jabalíes silvestres; no se había detectado ningún caso en cerdo doméstico durante todo el periodo en que el brote en jabalíes ha estado activo.

Los primeros focos de la enfermedad se declararon el 14 de septiembre de 2018, tras el hallazgo de los cadáveres de dos jabalíes en avanzado estado de descomposición en la región de Valonia, y si bien no se consiguió llegar a demostrar la vía de entrada del virus, las autoridades belgas lo asociaron al factor humano, a través de la eliminación de restos de productos contaminados por el virus que habrían sido ingeridos por jabalíes de la zona que resultaron infectados. Este hecho supuso el mayor salto a larga distancia de la enfermedad hacia el oeste desde que entrara en la UE en 2014, como igualmente había ocurrido con la incursión de la enfermedad en República Checa un año antes.

Las autoridades belgas adoptaron inmediatamente las medidas descritas en la Directiva 2002/60/CE, encaminadas a controlar la difusión de la enfermedad y conseguir la erradicación lo antes posible.

Medidas aplicadas

Entre estas medidas se incluyó la definición de una zona infectada inicial, de unas 64.000 hectáreas, en la que después se aplicó la política de regionalización de la UE en relación a la PPA.

Desde septiembre de 2018 hasta ahora se han analizado en la zona afectada un total de 5.141 jabalíes (cazados, hallados muertos y capturados mediante trampeo), de los cuales se han obtenido resultado positivo por PCR en 833 casos, siendo detectado el último positivo en cadáver fresco de jabalí en agosto de 2019, con lo que habrían trascurrido 12 meses sin casos positivos a PPA.

Desde agosto de 2019 se han detectado 6 casos positivos por PCR en restos antiguos de jabalíes (piel y huesos) que se estima habrían muerto al menos 6 meses antes de su hallazgo, el último en marzo de 2020. En los 6 casos no se consiguió el aislamiento del virus en laboratorio comunitario de referencia para la PPA del CISA.

Las autoridades belgas han anunciado que para garantizar un proceso de normalización más seguro y progresivo mantendrán hasta finales de marzo de 2022 ciertas medidas en la zona afectada, como la vigilancia reforzada con el análisis obligatorio de todos los jabalíes hallados muertos y cazados, el mantenimiento de vallados (unos 300 km) así como las labores de búsqueda de cadáveres de jabalíes.

A partir del mes de abril de 2021 se mantendrán medidas de vigilancia en la zona afectada y se definirá una zona de observación alrededor de la misma donde se mantendrá una vigilancia reforzada.

En la zona afectada se estima que actualmente quedan entre 100 y 150 jabalíes estimando una densidad de unos 0,2 jabalíes por kilómetro cuadrado. Las labores de reducción de población de jabalíes siguen activas en todo el país.

Consulte aquí toda la información relacionada con la enfermedad

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.