Asturias autoriza abatir 46 lobos en la temporada 2019/2020

El Gobierno del Principado de Asturias ha aprobado el Programa de Actuaciones de Control del Lobo para 2019/2020, en el que se prevé abatir hasta 46 ejemplares de lobos, una cifra para la que se ha tenido en cuenta la población de la especie, la evolución de los daños a la ganadería y la conflictividad social existente.

El Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) ha publicado este jueves la resolución con los detalles del programa, que prevé la extracción en las diferentes zonas de gestión: noroccidental (5), El Palo-Esva (6), Suroccidental (6), Centroccidental (7), Central (6), Centroriental (8) y Picos (4), esta última zona incluye el Parque Nacional en el que se prevé el control de otros cuatro.

En las áreas sin gestión específica las actuaciones de control se desarrollarán permanentemente sin limitación de cupo “a fin de mantener su estatus actual como zona de presencia esporádica” del lobo.

De acuerdo al último censo elaborado por el Principado, en 2018 había en la región 40 manadas o grupos familiares de lobos, 31 de ellos reproductores, unas cifras similares a las de 2017, cuando se estimaban 41 manadas y treinta grupos reproductores.

En este sentido, la resolución detalla que la presencia del lobo en zonas de distribución esporádica genera una alta conflictividad social, sobre todo si se tiene en cuenta que son áreas con una vocación ganadera fuerte, que se ha incrementado en las últimas décadas.

El método básico de extracción será el aguardo o el rececho por parte de la guardería de medio natural, aunque también se autorizarán batidas por razones de eficacia o cacerías en determinadas zonas. Las épocas más apropiadas para las extracciones de los lobos, según el documento, son las de cría.

Otro de los puntos que establece la resolución es que, con carácter general, los controles se dirigirán a aquellos ejemplares que por sus características estén causando daños reiterados, así como alarma social.

El anterior programa 2017-2018, que contemplaba abatir hasta 45 ejemplares, se saldó con la muerte de 23 lobos, cifra a la que hay que sumar el fallecimiento de otros tres por atropello, dos por lazo y seis por causas indeterminadas, con lo que el número total de animales muertos fue de 34.

Daños a la ganadería

El Gobierno regional ha dado a conocer que el número de cabezas de ganado que sufrió ataques de lobos el pasado año fue de 3.317, una cifra que representa una reducción del 13,6% respecto a las 3.839 del ejercicio anterior. Por tipo de ganado, 1.018 cabezas correspondieron a equino, 967 a ovino, 856 a bovino y 475 caprino.

Las indemnizaciones abonadas por los daños causados por el lobo a la ganadería ascendieron el pasado año a 889.549 euros, un 5,8% menos que en 2017 y el segundo menor importe desde 2012.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.