¿Cómo afecta el anticiclón de Las Azores a nuestro ámbito geográfico?

Por José Miguel Viñas, meteorólogo de Meteored

José Miguel Viñas, `hombre del tiempo´ de AGROPOPULAR y meteorólogo en Meteored

El anticiclón de Las Azores afecta mucho a nuestro ámbito geográfico. En la emisión de AGROPOPULAR del 7 de agosto, José Miguel Viñas, meteorólogo de Meteored y hombre del tiempo del programa, nos explicó de qué manera.

Anticiclón, literalmente significa lo contrario de un ciclón. Según detalla en su «Diccionario ilustrado del tiempo y el clima», Viñas explica que el término fue sugerido por el científico inglés Sir Francis Galton para describir la zona de atmósfera de características opuestas al ciclón, depresión o borrasca. Puede definirse como un área de extensión bastante mayor que una  borrasca donde la presión es más alta que a su alrededor. En los anticiclones, la presión atmosférica aumenta según nos desplazamos de fuera hacia dentro, alcanzando el valor máximo en su parte central.

El tiempo asociado a un anticiclón viene marcado por la presencia de vientos flojos, ausencia de precipitaciones y cielos poco nubosos o despejados, esto último no siempre ocurre, ya que se dan a veces condiciones favorables para la formación de nieblas. El comportamiento del tiempo en la península ibérica viene dictado, en gran medida, por la dinámica que adopta este anticiclón de Las Azores.

Según nuestro hombre del tiempo, en la tierra se forman en distintas regiones grandes anticiclones, uno de ellos es el de Las Azores. Se llama así porque suele estar centrado en ese archipiélago portugués, y en verano es la posición habitual, por eso el tiempo que tenemos en verano en nuestro ámbito geográfico es estable, dominado por el sol y las altas presiones.

Tal y como detalló Viñas, este verano la circulación está siendo más anómala, el anticiclón no está tan anclado, por eso llegan frentes que afectan sobre todo al norte de la península. El anticiclón suele estar más reforzado por esta época, de ahí que en Canarias haya un régimen bastante intenso de vientos alísios y es probable que esta situación se mantenga hasta el final del verano y dé muestras de debilidad y empiece a retirarse hacia el sur.

En invierno, normalmente el anticiclón baja de latitud y permite la circulación del oeste con la llegada de los frentes y las borrascas que nos dejan lluvias. «Estamos iniciando una sequía con unos índices peligrosos por el sur y si esa circulación típica no se cumple de cara al otoño y no llegan esas lluvias empezaremos a tener problemas por la escasez de agua».

Escucha a intervención de José Miguel Viñas (AGROPOPULAR, 7 de agosto de 2021)

 

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.