Vino: se pondrá en marcha una destilación de crisis y una ayuda al almacenamiento en España

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha presentado a las Comunidades Autónomas una propuesta de medidas excepcionales a adoptar en el sector del vino, en el marco de la flexibilidad autorizada por Bruselas en los programas nacionales, con el fin de ayudarle a afrontar las dificultades generadas por la crisis del coronavirus.

En concreto, plantea una destilación de crisis y una ayuda al almacenamiento, así como otras actuaciones vinculadas a ellas, en particular una limitación de los rendimientos por hectárea de cara a la próxima vendimia.

Los principales elementos de las mismas son los siguientes:

Destilación de crisis. Se destilarán 2 millones de hectolitros de vino de cualquier tipo. Los beneficiarios de la ayuda serán los destiladores autorizados y su importe de 0,25 euros por litro de vino destilado. El alcohol obtenido será exclusivamente para usos industriales y energéticos y el volumen de vino a destilar por solicitante deberá justificarse mediante los contratos celebrados con el productor del vino por un mínimo de 10 hectolitros por contrato.

Almacenamiento de crisis. Se financiará el almacenamiento de en torno a 1,5 millones de hectolitros de vino con DOP a granel. Los beneficiarios de la ayuda serán las bodegas y el importe de la misma de 0,02 euros por hectolitro de vino y día para un mínimo de 50 hectolitros por solicitante. El vino estará almacenado por períodos de 6, 9 o 12 meses (a decidir por el solicitante)

Medidas vinculadas. Con el fin de garantizar la eficacia de los fondos destinados a las medidas extraordinarias anteriores, se articularán otras vinculadas a ellas para que la oferta de vino sea adecuada a la demanda en la próxima campaña. En particular, una norma de comercialización en virtud de la cual las uvas de vinificación que se destinen a bodegas para su transformación en vino deberán proceder de parcelas en las que los rendimientos por hectárea nunca superen los 20.000 kilos/hectárea para uva tinta y 25.000 kilos/hectárea para uva blanca. Además, se incrementarán las prestaciones vínicas teniendo en cuenta las existencias y la cosecha estimada a 15 de agosto.

El Ministerio estima que el coste de la destilación y el almacenamiento ascenderán a 57,425 millones de euros (50 millones para la destilación de crisis y 7,424 millones para el almacenamiento), que saldrán de las partidas asignadas inicialmente a las medidas contempladas en el plan de apoyo nacional para el ejercicio 2020 (ver cuadro).

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.