“Nunca hubiera imaginado que una tormenta de granizo pudiera ser tan extensa”

Entrevista con Pedro Plaza, viticultor de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real)

En la tarde del 26 de agosto se registró una fuerte tormenta de granizo en la comarca de Campo de Montiel (Ciudad Real) y alrededores que provocó graves daños en cultivos -en algunos casos del 100%- y en instalaciones agrícolas y ganaderas. Pedro Plaza, viticultor de Villanueva de los Infantes, la “zona cero” del siniestro, nos contó en Agropopular (emisión del 31 de agosto) el triste panorama que presentaba el campo al día siguiente.

“Nunca hubiera imaginado que una tormenta de granizo pudiera ser tan extensa, durar tanto tiempo y abarcar tantos municipios al mismo tiempo”, señaló. Según los cálculos de quienes salieron el martes a comprobar el impacto de la tormenta, la superficie afectada ronda las 20.000 hectáreas, de las cuales más de 12.000 se encuentran en la comarca de Campo de Montiel. Lo que Plaza llama “zona cero” de la tormenta, la de más impacto, fue Villanueva de los Infantes pero hubo muchos más municipios afectados. Normalmente, dijo, una tormenta no abarca una superficie tan grande; suelen ser 1.000 o 2.000 hectáreas.

Buena parte de los cultivos de esa zona tan amplia quedaron arrasados: pimiento, viña, olivar, pistacho,…

También ha habido daños en explotaciones ganaderas. En este caso, lo más dañado han sido los tejados de las naves, “que han quedado como un colador”. También han quedado destrozados vehículos agrícolas que estaban en el campo, placas solares,…

Estamos comprobando -subrayó- que hay daños de media entre el 50% y el 100% dependiendo de las zonas. En la comarca del Campo de Montiel están por encima del 60% y las pérdidas son “super-millonarias”.

Respecto al papel que puede desempeñar el seguro, Pedro Plaza apuntó que el nivel de aseguramiento es bajo en la zona. En viñedo ronda el 65%. Según les han comunicado responsables de Agroseguro va en aumento, aunque lentamente. A pesar de que el número de asegurados ha subido un 10% este año, sigue siendo bajo. El motivo de este bajo nivel de aseguramiento se debe -afirmó- a que el margen de los agricultores en zonas de secano “rabioso” como ésta es muy escaso. Si hay que sumar el coste del seguro, por pequeño que sea, se entra en pérdidas. En el caso del olivar no hay casi nadie con seguro.

Recogemos a continuación la entrevista completa:

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.