Los supermercados también son responsables del desperdicio alimentario

Según la ONU, las exigencias de los supermercados para que los productos frescos tengan un aspecto impecable y un uso confuso de las fechas de consumo provocan un enorme desperdicio de alimentos.

De acuerdo con sus estimaciones, los países desarrollados tiran cada año a la basura 1.300 millones de toneladas de alimentos, mucho más que la cantidad necesaria para alimentar a los 1.000 millones de personas que sufren hambre en el mundo.

Además, la energía usada para cultivar productos que terminan en la basura representa la tercera fuente de emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo.

Durante un coloquio celebrado recientemente en Ginebra sobre este asunto, se apuntó que una de las medidas para luchar contra este problema es revisar la manera en que se venden los alimentos, que muchas veces se tiran porque presentan imperfecciones superficiales.

Asimismo, habría que regular las menciones relativas a la fecha límite de venta, de consumo preferente o de consumo óptimo, que siembran la confusión y muchas veces no tienen relación con la fecha de caducidad real del producto.

 

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.