La subsecretaria del MAPA se reúne por primera vez a solas con el sector agrario para hablar de seguros

Mª Dolores Ocaña, subsecretaria del Ministerio de Agricultura. Foto: MAPA.

El 10 de julio tuvo lugar la primera reunión, en un año, que celebran a solas la subsecretaria del Ministerio de Agricultura y los representantes del sector agrario para hablar de seguros.

Mª Dolores Ocaña, que sí ha mantenido encuentros en el último año con Agroseguro y las empresas aseguradoras, anunció a organizaciones agrarias y cooperativas la celebración de un Observatorio de la Calidad del Seguro y la creación de un grupo de trabajo específico en este ámbito.

El objetivo de la reunión del Observatorio es, según la subsecretaria, analizar con detalle todas las cuestiones que preocupan a los agentes que componen el sistema de seguros agrarios.

En cuanto al grupo de trabajo específico, señaló que será el punto de encuentro de esos agentes y también participará Agroseguro, con el fin de analizar la información relacionada con la siniestralidad y las series históricas en las diferentes líneas del seguro agrario.

La reunión del 10 de julio se organizó como continuación de la que tuvo lugar el día 1 de este mes, de la comisión general de ENESA (Entidad Estatal de Seguros Agrarios), en la que se abordó la situación actual de la siniestralidad, la sostenibilidad teórica del sistema y las primas.

Seguros más caros y con menos coberturas

En ese encuentro del 1 de julio, las organizaciones agrarias y las cooperativas volvieron a rechazar de forma unánime la subida del coste de los seguros agrarios y la reducción de coberturas que Agroseguro quiere aplicar a los agricultores y ganaderos.

Insistieron en que no se puede pretender que las líneas de seguros agrarios sean viables a costa de subir las primas a los agricultores y, al mismo tiempo, reduciendo las coberturas. Subrayaron que el seguro agrario no es un seguro normal; cuenta con un importante apoyo de la Administración (211 millones de euros) y no se pueden aplicar penalizaciones y subidas de primas por siniestros en campañas anteriores, ya que ello supone culpabilizar a los agricultores de las adversidades climáticas y meteorológicas.

En la reunión se evaluaron los daños provocados por la sequía en cereales y pastos. Las indemnizaciones en el caso de los primeros superarán los 100 millones de euros. La superficie siniestrada se estima en 950.000 hectáreas, cerca de la mitad de la asegurada por el riesgo de sequía.

A ese encuentro asistieron también representantes de las Comunidades Autónomas, de los Ministerios de Economía y Hacienda, del Consorcio de Compensación de Seguros, de Agroseguro y de las aseguradoras que lo integran.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.