Además de la sequía, las lluvias y el granizo dañan cultivos en diversos puntos de España

Granizo en la provincia de Cáceres. (Fuente: UPA-UCE Extremadura)

A la sequía que asola a gran parte del país y que ha provocado pérdidas principalmente en cultivos herbáceos y pastos, esta semana se han sumado los daños ocasionados por lluvias, inundaciones y granizo.

En la provincia de León, la Unión de Campesinos de Castilla y León ha alertado de que las lluvias torrenciales y el granizo de las últimas semanas han ocasionado fuertes pérdidas en los cultivos en la zona del Páramo. Aunque es pronto para evaluar las pérdidas, la organización ha señalado que “todo parece indicar que los cultivos de cereal están seriamente dañados, la colza que iba a segarse ha perdido todo su grano, y habrá que esperar para ver cómo evolucionan las alubias y el maíz”.

En Ourense (Galicia), las lluvias registradas el 9 de julio han dejado inundaciones en varios puntos de la provincia, en concreto en las localidades de Monterrei, Verín, Laza y O Barco de Valdeorras. En total, las precipitaciones han afectado a más de 300 hectáreas de viñedo, según ha informado Unións Agrarias (UUAA).

En Pamplona (Navarra) las inundaciones por la crecida torrencial del río Cidacos también han ocasionado cuantiosos daños. Por ello, el pleno del Ayuntamiento navarro de Tafalla solicitará al Gobierno la declaración de zona catastrófica.

En Extremadura, una tormenta de granizo ha causado graves daños en las explotaciones de cereza en Tornavacas, en Cáceres. Según las primeras estimaciones de UPA-UCE, se han perdido más de 700.000 kilos, cuyo valor en el mercado podría alcanzar los dos millones de euros.

“Esta granizada ha llegado en el peor momento ya que estamos en la recta final de la campaña y, por tanto, tenemos un fruto de gran calidad en el árbol”, ha afirmado la organización. Por ello, ha pedido a las Administraciones que hagan una “valoración urgente” de los daños con el objetivo de que se declare zona catastrófica “y se puedan arbitrar medidas que ayuden a paliar la grave situación en la que se quedan los más de 200 cereceros afectados”.

El granizo también ha causado daños en la Comunidad Valenciana. Las fuertes tormentas registradas el 7 de julio dañaron más de 10.000 hectáreas en la comarca de Utiel-Requena, sobre todo de viña, almendro y olivar, según las organizaciones AVA-ASAJA y La Unió de Llauradors.

Finalmente, en Castilla-La Mancha una fuerte tromba de granizo destrozaba también el 7 de julio el cereal que quedaba por recoger en la provincia de Albacete, en concreto en el municipio de Casas Ibáñez, y ha causado daños en más del 70% de la superficie cultivada de vid, según el Ayuntamiento de esta localidad.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.