Seguros, sequía y topillos, primeros retos del nuevo consejero de Castilla y León

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de Castilla y León, Jesús Julio Carnero. (Fuente: Gobierno autonómico)

El nuevo consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, ha tenido que afrontar este viernes problemas como la sequía, la plaga de topillos y los seguros del campo en su primera asistencia al Consejo Regional Agrario.

Después de su toma de posesión el pasado miércoles, Jesús Julio Carnero ha celebrado ya su primera reunión con los representantes de las organizaciones profesionales agrarias y ha reconocido la existencia de la plaga del topillo campesino considerada como “un repunte poblacional” de estos animales, pero circunscrita a la zona de Tierra de Campos en las provincias de Valladolid y Palencia.

El consejero de Agricultura y Ganadería ha explicado que contra esta plaga se están actuando en coordinación con la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y las demarcaciones de carreteras para limpiar cauces y riberas y combatir al topillo campesino en las cuentas, donde cuenta con importantes reservorios.

También ha resaltado que la Junta ha adelantado la autorización para el volteo de las tierras de labor para que se pueda llevar a cabo ya y no esperar a septiembre.

Las organizaciones agrarias Asaja, UCCL, UPOA y COAG han coincidido en criticar que se ha actuado tarde contra los topillos y que se corre el peligro de que la plaga se extienda por la comunidad autónoma, por lo que han reclamado medidas de “control químico” como la utilización de veneno.

Ante esta reclamación el consejero e Agricultura y Ganadería ha advertido que la utilización de veneno está prohibida por sentencias judiciales y que se han puesto en marcha medidas de control biológico, con la utilización de aves rapaces.

Ayudas a los afectados, pero sin carácter directo

Por otro lado, ha reconocido la existencia de sequía en la zona occidental de la comunidad, con pérdida de la cosecha de entre el 40 y el 50 por ciento, pero “no de tanta gravedad” como la de 2017, ante lo que se arbitrarán ayudas a los agricultores afectados, pero no las de carácter directo como han pedido las organizaciones profesionales agrarias.

Ha explicado que la Consejería estudia la posibilidad de aplazar en un año la devolución de los préstamos concedidos con motivo de la sequía de 2017, así como la bonificación a los agricultores en el IRPF, y abordará la instalación de puntos de suministro de agua para el ganado.

Por último, Jesús Julio Carnero ha abogado por hacer más atractivas las condiciones de los seguros agrarios, para lo que contará con el Ministerio de Agricultura, y como primer paso se ha referido a la mejora del aseguramiento del viñedo.

Las organizaciones agrarias han ofrecido diálogo al nuevo consejero para llegar a acuerdos, aunque algunas le han advertido de que no dudarán, si es preciso, llevar las reivindicaciones a la calle.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.