Preocupación por la seguridad alimentaria entre los miembros de la OMC por la guerra

Con motivo de la sesión número 100 del Comité de Agricultura de la OMC (Organización Mundial del Comercio) muchos miembros manifestaron recientemente su gran preocupación por las alteraciones en la cadena de suministro y la subida del precio de los alimentos derivadas de la invasión rusa de Ucrania.

Varias organizaciones internacionales (FAO, PAM, OCDE) han alertado también del riesgo de escasez alimentaria, principalmente en los países en desarrollo.

Debido a la guerra en Ucrania, muchos miembros de la OMC (Ucrania, Canadá, UE, Japón, Nueva Zelanda, Suiza, Reino Unido, Estados Unidos) mostraron su gran preocupación por las distorsiones en la cadena de abastecimiento y las subidas del precio de los alimentos, los combustibles y los abonos.

“La zona del Mar Negro proporciona el 12% de las calorías alimentarias que se intercambian en el mundo”

La UE recordó que “la zona del Mar Negro proporciona el 12% de las calorías alimentarias que se intercambian en el mundo y que el conflicto armado en la región tendrá un impacto significativo en las cadenas de suministro de alimentos”. “La única forma de limitar los daños –advirtió- es acabar con la invasión”.

Por otro lado, los miembros de la OMC subrayaron que el conflicto perjudica también gravemente a los países en desarrollo importadores netos de productos alimentarios.

Vulnerabilidad de los países en desarrollo

Egipto, uno de los países en desarrollo que más cereales importa, declaró que “recibía la mayor parte de sus cereales, principalmente de trigo, de Ucrania y de Rusia”. Por ello se mostró especialmente “preocupado por la subida del precio de los alimentos” y habló que “la necesidad creciente de ayuda alimentaria”.

Por su parte, Canadá, Japón y el Reino Unido recordaron la declaración de los ministros de Agricultura del G7 del 11 de marzo, en la que se invita a todos los países a no aplicar medidas que limiten la exportación y a mantener abiertos los mercados agrícolas.

“La interrupción total de las exportaciones de trigo de Rusia y de Ucrania generaría una grave escasez en muchas economías de mercado emergentes y en desarrollo”

Los miembros también examinaron la comunicación escrita de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en la que explica que “la interrupción total de las exportaciones de trigo de Rusia y de Ucrania generaría una grave escasez en muchas economías de mercado emergentes y en desarrollo”.

La organización advierte que “habría un riesgo grave no solo de crisis económica en algunos países, sino también de catástrofe humanitaria, con un fuerte aumento de la pobreza y del hambre”.

Señala asimismo que “las dificultades en la fabricación de abonos pueden hacer que estas perturbaciones duren más, ya que pondrán bajo presión el suministro agrícola de los años siguientes. En muchos países de Oriente Medio, las importaciones de trigo procedente de Rusia y de Ucrania representan en torno al 75% de las importaciones totales de trigo”.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.