La producción de arroz aumentará un 3,6% en la campaña 2018/19

Según el Consejo Sectorial de Arroz de Cooperativas Agro-alimentarias de España

La producción nacional de arroz para la campaña 2018/2019 alcanzará las 825.741 toneladas, lo que supone un 3,6% más que la cosecha de 2017, según una primera estimación del Consejo Sectorial de Arroz de Cooperativas Agro-alimentarias de España.

Del total previsto de producción, 489.165 toneladas (40,76%) corresponden al arroz tipo Japónica y 336.576 toneladas (59,24 %) al tipo Índica.

Las cooperativas han apuntado que en esta campaña hay una mayor producción en todas las Comunidades Autónomas, salvo en Aragón (-8,79%) y Navarra (-14,03%), que han notado el efecto de la caída de superficie, y en el caso de Navarra también del rendimiento.

En cuanto a las principales zonas productoras, estas serían Andalucía con 350.000 toneladas; le sigue Extremadura con 151.915; Cataluña con 151.723; y Valencia con 121.275 toneladas.

Félix Liviano, presidente de la sectorial, ha destacado que “los rendimientos en campo son buenos, a pesar a algunas complicaciones climatológicas y de plagas y enfermedades, situación que contrasta con la preocupante y ya estable caída de superficie, en casi todas las CCAA”. La pérdida de superficie refleja una caída sobre la media de los tres y cinco últimos años del 3% y del 2,7%, respectivamente.

¿Cómo afecta la pérdida de superficie?

Liviano ha recordado que España es el segundo productor de arroz en la Unión Europea (UE), por detrás de Italia; la reducción de superficie y, en consecuencia, la merma en la producción, plantea una situación que habrá que analizar con atención.

El presidente de la sectorial recordó que España exporta dentro de la UE más de 240.000 toneladas de arroz tipo Índica, en cambio, sus importaciones no llegan a las 80.000 toneladas.

Según Liviano, la competencia con países terceros para colocar el arroz tipo Índica en la UE, unido a la caída de la producción, podría alterar ese balance y romper el equilibrio que ha predominado hasta ahora entre las producciones de las dos variedades de arroz (Índica y Japónica), destinando más superficie al tipo Japónica.

Para el presidente de la sectorial, esta situación del mercado, junto con la desorganización y atomización comercial de la oferta de arroz español, podría desincentivar la producción.

A su juicio, una situación nada deseable ya que en España el arroz se localiza en zonas con elevada salinidad e importantes restricciones medioambientales, como deltas y marismas pertenecientes -o próximas- a parques naturales, y con suelos que sufren problemas de encharcamiento.

“Esta singularidad ha hecho que sea considerado un cultivo sensible, y para evitar la pérdida de su superficie fue considerado cultivo elegible para una ayuda acoplada”, ha concluido.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.