Principio de acuerdo entre representantes cadena láctea para la sostenibilidad de los precios

El pasado jueves, 10 de septiembre, se celebró una reunión en el Ministerio de Agricultura entre los responsables de este departamento, con la ministra a la cabeza, y los representantes del conjunto de la cadena láctea (ganaderos, industria y distribuidores).

El objetivo era firmar un “Acuerdo para la estabilidad y sostenibilidad de la cadena de valor del sector de vacuno de leche” dirigido, básicamente, a adoptar medidas y compromisos que se traduzcan en un precio justo para la leche en origen.

Finalmente no se firmó porque, a la luz de lo que se habló en la reunión, se introducirán algunos cambios. Una vez resueltos los últimos flecos, dentro de unos días se presentará un texto definitivo que se someterá de nuevo a la firma de las partes.

Se puede hablar de principio de acuerdo, porque todas las partes coinciden en que es necesario lograr unos precios remuneradores en cada tramo de la cadena y cada eslabón se comprometió a cumplir con su parte para lograrlo.

Contenido del acuerdo

El acuerdo recoge los compromisos que debe asumir y cumplir cada parte para que al final todas obtengan un margen que permita mantener la actividad. Los distribuidores dejarían de utilizar la leche como producto reclamo, tendrían que firmar contratos a largo plazo con la industria para aportar estabilidad y aplicar sistemas de compra que “permitan mantener el valor del producto en los primeros escalones de la cadena”.

La industria se compromete a recoger en sus contratos precios y volúmenes de compra que contribuyan al mantenimiento de las explotaciones y a garantizar al productor la recogida de la leche, así como a compartir con los ganaderos la mejora del precio procedente del distribuidor.

Por último, los compromisos de cooperativas y organizaciones agrarias se centran en promover de forma efectiva la concentración de la oferta en origen mediante la constitución de organizaciones de productores y fusión de cooperativas, así como en trabajar en un contrato tipo de compraventa de leche con la industria.

El Ministerio de Agricultura actuaría como garante del acuerdo. Se ocuparía, además, de realizar un seguimiento de la aplicación de los compromisos y de publicar trimestralmente un informe con los avances logrados, los incumplimientos registrados y las medidas adoptadas para corregirlos.

Posiciones

Las asociaciones que agrupan a los distribuidores y a la industria valoraron positivamente el acuerdo y manifestaron su voluntad de firmarlo y de cumplir sus compromisos.

Entre los representantes de los ganaderos el apoyo al acuerdo no es tan incondicional. ASAJA y Cooperativas Agro-alimentarias están dispuestos a firmarlo aunque piden ciertas garantías de que industrias y comerciantes van a cumplir con sus compromisos y esperan ver gestos que muestren ese compromiso.

Sin embargo, COAG y UPA no firmarán hasta que no haya garantías jurídicas sobre el cumplimiento de los compromisos que figuran en el texto y esperan un gesto inmediato por parte de distribuidores e industriales que demuestre que van a respetarlo, los primeros dejando de utilizar la leche como reclamo y los segundos modificando al alza los precios de la leche de los próximos meses, que se anuncian de nuevo a la baja.

 

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.