El Pregón de César Lumbreras: ¿Qué hay de lo mío?

"Sembrando cereal". De Ricardo Merino desde Carrión de los Condes (Palencia).

La semana ha sido muy intensa. Primero, en Luxemburgo donde los ministros de Agricultura de la UE alcanzaron un acuerdo político sobre la nueva PAC. Cuando Planas volvió a Madrid se ha hartado de repetir que la delegación española había conseguido todos sus objetivos. Pues, muy bien. Pero hay que hacer una matización al señor ministro: nadie, salvo él y sus palmeros, conocían cuáles eran esos objetivos, por lo tanto los demás no podemos saber si se han logrado, o no. Y, conociendo su afición a mentir, me pongo en lo peor: que no tenía objetivos y acudía a recoger lo que le diesen.

Recuerdo lo que denunciamos aquí la semana pasada: que no existía el pacto con las Comunidades Autónomas sobre la posición que el desaparecido Planas debía defender, por mucho que lo hubiesen afirmado desde el Ministerio. El ministro mentía y lo sabía. Por otro lado, los eurodiputados alcanzaron ayer por la tarde su acuerdo sobre la nueva PAC, que no coincide con la posición de los ministros. Ahora, unos y otros se tendrán que sentar, acompañados por los representantes de la Comisión, en los trílogos para cerrar el acuerdo definitivo sobre esa nueva PAC, en la que se dará prioridad, y eso lo sabemos ya, a lo verde sobre lo productivo.

Hasta que no se alcance ese acuerdo en la UE a finales de la primavera y hasta que no se cierre la negociación interna hispano española entre el Ministerio y las Comunidades Autónomas, que será a cara de perro, sobre la forma en la que se aplicará en nuestro país esa nueva PAC, no se podrá responder a la pregunta que se hacen los agricultores y ganaderos beneficiarios de los apoyos de esa política: ¿cuánto dinero me va a corresponder en ayudas directas y si será más o menos que ahora? Pues eso, repito, no se sabrá hasta bien avanzado el año que viene. Es la primera de las dos preguntas de lo que yo llamo “¿qué hay de lo mío?”

Sin embargo, a pesar de la importancia de lo sucedido en Luxemburgo y Bruselas a lo largo de la semana, el interés de los agricultores y ganaderos, medido por el número de visitas a las noticias de nuestra página en internet, no ha estado en esos asuntos. Lo que de verdad ha despertado interés ha sido la evolución de los precios del aceite, de los cereales o del vacuno, por citar tan solo tres ejemplos. Es el otro “¿qué hay de lo mío?”, reflejado en el dinero que entra en el bolsillo de los agricultores y ganaderos, no por las ayudas directas, sino por la venta de sus productos. Contando están por el futuro de las ayudas y por los precios.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.