El 85% de la producción española de pollo, en un plan de reducción del uso de antibióticos

El 85% de la producción de pollo en España está acogido a un plan de reducción del uso de antibióticos, una práctica que comenzó en 2015 y que ha permitido disminuir la cantidad de medicamento antibiótico que se suministra en las granjas.

Ángel Martín, el secretario general de la Organización Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo (Propollo), confirmó estos datos y ha remarcado que el reto radica en una reducción “importante” del uso de estos medicamentos en los próximos años.

Respecto a la implementación de dicho plan, el propio sector fue el que se dirigió a la Agencia Española del Medicamento para comunicarle que lo llevarían a cabo, y este se centra en las medidas de bioseguridad, la obligatoriedad de que las granjas cuenten con cercados, mallas pajareras o la aplicación rigurosa de líquidos desinfectantes a la entrada.

Estas medidas fueron supervisadas por la Agencia y el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), y repartidas por todo el sector. “Si las granjas no tienen un alto grado de bioseguridad, nunca se podrá reducir la administración de antibióticos”, ha añadido Martín.

“Si las granjas no tienen un alto grado de bioseguridad, nunca se podrá reducir la administración de antibióticos”

Esto ha supuesto que algunos productores hayan tenido que hacer inversiones para adecuarse a estas medidas, que son “imprescindibles” para minimizar las posibilidades de la entrada de enfermedades en las granjas y lograr reducir el uso de antibióticos, que es un objetivo fundamental para la lucha contra las resistencias antimicrobianas.

Asimismo, Martín recordó que la crianza y el engorde del pollo “exige por ley” en la Unión Europea (UE) que los animales estén en espacios y condiciones “muy determinadas”.

En este sentido, ha aseguró que el propio sector y las autoridades competentes velan para que la densidad en las naves sea permitida, por lo que calificó de “absolutamente falso que puedan encontrarse hacinados”.

En cuanto al mercado internacional, el secretario general señaló que el sector avícola de carne está pendiente del tratado de libre comercio entre la UE y los países de Mercosur. En principio, no lo ven favorable porque está Brasil (que produce un pollo “muy barato” y que no se encuentra en las mismas condiciones que el de la UE).

Respecto al mercado interior, Martín incidió en que acaba de comenzar la campaña de verano, que se prolongará hasta mediados de septiembre y que es vital, ya que “desborda” la demanda del pollo para asadores en el litoral y en fiestas patronales.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.