Las zonas costeras aumentan su población en detrimento del norte e interior peninsular

Según datos del Instituto Nacional de Estadística

Muralla de Cacabelos (León). Imagen de Vidal Pérez Herrero

Diecisiete provincias españolas de siete comunidades autónomas, casi todas del interior y del norte, han perdido cerca de un millón de habitantes en los últimos 50 años, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En cambio, en ese medio siglo, otras 10 provincias, la mayoría ubicadas en la costa, han aumentado su población en más de 10 millones de personas.

Las 17 provincias son Jaén, Teruel, Asturias, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora, Ciudad Real, Cuenca, Badajoz, Cáceres, Lugo y Ourense. En conjunto, estas provincias han visto reducida su población desde 1971 en un 13,41 %, mientras el número de habitantes del país ha aumentado en un 38,31 %, un 51,45 % si se considera solo el territorio con crecimiento demográfico.

Las que más población han perdido en las últimas cinco décadas en términos relativos han sido Zamora (34,42 %), Ourense (30,91 %), Ávila (24,14 %), Soria (23,67 %), Teruel (22,99 %), Lugo (22,93 %), Palencia (21,50 %), Cuenca (20,34 %), León (19,23 %), Cáceres (16,86 %), Salamanca (14,00 %), Jaén (6,43 %), Segovia (4,72 %), Badajoz (4,50 %), Asturias (4,44 %), Ciudad Real (4 %) y Burgos (2,04 %).

En cifras absolutas, a la cabeza del descenso de población está Ourense, con 136.054 vecinos menos que hace 50 años, seguida de León (-107.895), Lugo (-96.756), Zamora (-88.530), Cáceres (-78.527), Salamanca (-53.165), Cuenca (-50.820), Ávila (-50.731), Asturias (-46.867), Jaén (-42.858), Teruel (-39.727), Badajoz (-31.442), Soria (-27.613), Ciudad Real (-20.452), Segovia (-7.621) y Burgos (-7.351).

Zamora empezó a perder población en 1971 y han mantenido la caída, sin embargo, otras provincias, como Salamanca, Segovia o Soria remontaron en los años anteriores a la crisis financiera pero a partir de 2009 o 2010 iniciaron un descenso que no ha finalizado.

En Asturias, Burgos y Jaén, la estadística marca la caída en 1982, aunque también se beneficiaron temporalmente del desarrollo económico que luego se detuvo bruscamente con la crisis de 2008.

Baleares y Las Palmas, las que más crecen en porcentaje

Esta pérdida de población se ha producido en un contexto en el que, contrariamente, España ha ganado 13.109.831 habitantes, más de un tercio en solo dos provincias: casi tres millones en Madrid (2.928.360) y más de un millón y medio en Barcelona (1.679.924). En porcentaje, sin embargo, Madrid y Barcelona no son las que más crecen y, de hecho, están, respectivamente, en los puestos undécimo y decimoséptimo de una clasificación que encabezan dos provincias insulares: Baleares, con un 126,29 % de crecimiento, y Las Palmas, con un 106,79 %.

También ha duplicado su población en este medio siglo Alicante, con un incremento del 103,52 %, y casi lo ha hecho Málaga, con un 97,46 %.

A continuación aparecen en este listado Almería (89,94 %), Santa Cruz de Tenerife (88,54 %), Tarragona (88,24 %), Girona (86,52 %), Murcia (80,88 %) y, justo antes de Madrid, la colindante provincia de Guadalajara, que en 1971 era la segunda provincia con menos habitantes -menos de 150.000, solo por delante de Soria- y ha crecido un 77,95 % para subir siete puestos, hasta los 265.508 vecinos.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.