Unión de Uniones: La pérdida de suelo de cultivo se debe a la evolución de la política agraria

Se ha perdido un 19% de tierras desde 1990

Con motivo del Día Mundial del Suelo, que se celebra hoy -5 de diciembre-, La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ha denunciado que la pérdida de suelo de cultivo se debe a la evolución de la política agraria.

Según la organización, mientras se incrementan las exigencias medioambientales para la agricultura y la ganadería, al mismo tiempo se instauran unas reglas de mercado que empujan a la intensificación productiva para intentar mantener la rentabilidad económica de las explotaciones y que motiva el abandono de los secanos y de las áreas menos productivas.

Los agricultores y ganaderos no podemos hacer frente al constante aumento de los costes productivos. Y no hay que olvidarse de los precios que cobramos los productores, en muchos casos, se mantienen a los mismos niveles de hace 20 o 25 años, lo que imposibilita la rentabilidad de nuestras explotaciones”, ha denunciado la organización.

Más de 3 miilones de hectáreas de cultivos abandonadas desde 1990

En este contexto, la organización agraria ha recordado que desde 1990 se han abandonado 3,2 millones de hectáreas de cultivo.

Según los datos del Anuario Estadístico del Ministerio de Agricultura, en ese año la superficie de cultivo era de 20,2 millones de hectáreas; en 2016, últimos datos recogidos, esa superficie se había reducido a menos de 17 millones de hectáreas, con un abandono de 3,2 millones de hectáreas, siendo las superficies de herbáceos de secano y los barbechos ligados a su ciclo productivo donde se concentra la pérdida.

En ese mismo período la superficie forestal se incrementó en más de un 21%, con más de 4,2 millones de hectáreas, en donde la tendencia la lidera el monte abierto, con una cubierta arbolada por debajo del 20%. Esto significa que no se cuenta con más bosques, sino con más matorrales, con una menor calidad como ecosistema forestal.

Legislación que proteja el suelo agrícola

A su juicio, es necesaria una revisión de la legislación reguladora del suelo y de la fiscalidad que se le aplica de manera que se protejan los valores productivos, sociales, ambientales, culturales y paisajísticos, del suelo agrario.

Asimismo, Unión de Uniones ha reclamado una política agraria adecuada, que estabilice los mercados, elimine la volatilidad de los precios y remunere los bienes que la agricultura y la ganadería aportan a la sociedad.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.