El Pregón de César Lumbreras: El PEPAC está en manos de Ribera. Es la leche

Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica del Gobierno de España. (Fuente: MITECO)

Apúntense esta palabra, porque la van a escuchar muchas veces a lo largo de los próximos meses: PEPAC. Se trata de las iniciales del Plan Estratégico nacional de la PAC. Dicho de otra manera, las normas de política agraria que se deberán respetar a partir de 2023 y el instrumento mediante el que se repartirá el dinero de las ayudas entre los beneficiarios. Pues bien, el PEPAC se puede dar por cerrado, salvo algún detalle menor, en lo que se refiere al Ministerio de Agricultura y los consejeros del ramo. Por lo menos, Luis Planas lo da por cerrado. En la última reunión de la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural, que tuvo lugar el jueves en Madrid, se limitó a informar, no a negociar, a los consejeros. Esta ha sido la constante de los últimos meses: Planas mandando y los consejeros, por motivos diversos, tragando.

Ahora, la pelota está en el tejado del Ministerio para la Transición Ecológica, es decir, Teresa Ribera, que tiene mucho que decir al respecto, dado el importante componente verde que tendrá la nueva PAC. Lo hemos repetido hasta la saciedad en AGROPOPULAR: una cosa es lo que diga la parte agraria (Planas y los consejeros de Agricultura) y otra lo que dispongan Ribera y los suyos. A pesar de esta insistencia nuestra, muchos se han olvidado de este “pequeño detalle”. ¿Qué va decir la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica en las próximas jornadas y también cuando el asunto llegue a la mesa del Consejo de Ministros? Porque Ribera tiene que dar su visto bueno al PEPAC antes de que se envíe a Bruselas, dentro de poco más de quince días.

Y, mientras llega ese momento, hay que atender a lo urgente. Y lo más urgente pasa por el endurecimiento de las protestas en el sector lácteo. Representantes de diversas asociaciones de ganaderos de las zonas productoras más importantes se han reunido y ha amenazado con paralizar la recogida de la leche si antes del día 15 las industrias no suben los precios, hasta situarlos por encima de los costes de producción. Si eso llegase a suceder, me refiero a la paralización de las entregas de leche, estaríamos ante un salto cualitativo de una gran importancia en este proceso de movilizaciones. De momento, mañana continuarán las protestas, en este caso en Santander. Y acabo con un dato: cada día del mes de octubre cinco ganaderos de vacuno de leche cesaron en la actividad y dejaron de ordeñar sus vacas.

 

Por César Lumbreras

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.