En vigor la normativa que obliga a indicar el origen de la leche en las etiquetas

Desde hoy, día 22 de enero, es obligatorio indicar el origen de la leche en las etiquetas de todos los tipos de leche y de productos lácteos elaborados en España y que se comercialicen en España. La disposición en cuestión se aprobó en septiembre del año pasado (BOE del 22 de septiembre de 2018) y se dejaron cuatro meses para que las empresas dieran salida a sus stocks y pudieran adaptarse a la nueva situación.

La medida, que los productores de leche venían reclamando desde hace tiempo, se aplicará con carácter temporal durante un período de dos años, como se está haciendo también en otros Estados miembros de la Unión Europea.

En virtud de la misma, la etiqueta de la leche y de los productos lácteos (nata, mantequilla, yogur, suero, queso,…) obtenidos de cualquier especie ganadera, deberá incluir las siguientes indicaciones obligatorias:

a) «País de ordeño: (lugar donde la leche ha sido ordeñada)».
b) «País de transformación: (lugar donde la leche ha sido transformada)».
c) Cuando las operaciones de ordeño y trasformación ocurran en un mismo país, esas menciones podrán sustituirse por la mención «Origen de la leche: (lugar donde la leche ha sido ordeñada y transformada)».
d) El lugar de ordeño y el lugar de transformación se indicarán mediante referencia a una de las zonas geográficas siguientes: Estado miembro o tercer país; «UE» o «fuera de la UE» o «UE y fuera de la UE»; o «España», siempre que el país de ordeño o de transformación sea exclusivamente España, no pudiendo sustituirse por la expresión «UE».

La disposición establece, además, que los operadores de empresas alimentarias dispondrán de documentos, sistemas o procedimientos adecuados que permitan demostrar, ante la autoridad competente, el país de origen de la leche empleada en la elaboración de la leche o de los productos lácteos.

El Ministerio de Agricultura ha recordado que la normativa europea contempla el etiquetado del origen de la leche como medida voluntaria para los operadores, pero permite establecerlo como obligatorio a nivel nacional si se demuestra la existencia de una relación entre determinadas cualidades del alimento y su origen o procedencia. Además, deben existir pruebas de que la mayoría de los consumidores considera importante que se les facilite dicha información.

En este sentido, añade el Ministerio, a través de los resultados de encuestas dirigidas al consumidor español, se ha justificado ante la Comisión Europa que el origen de la leche y los productos lácteos constituye una información demandada por la mayoría de los consumidores en España, quienes además vinculan la mención del país de origen a la calidad del alimento.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe nuestras novedades en tu correo electrónico
Informativos Agrarios, S. L. usará sus datos para gestionar su suscripción al boletín de noticias. Puede ejercer sus Derechos de Acceso, Rectificación, limitación entre otros según indicamos en nuestra Política de privacidad.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.