La nueva PAC, en 2023

Por César Lumbreras

Lo ha dicho Esther Herranz: la nueva Política Agrícola Común (PAC) no podrá entrar en vigor hasta el año 2023, frente a 2021, que era la fecha inicialmente prevista por parte de la Comisión Europea. La importancia de la afirmación viene dada porque la eurodiputada española popular es la ponente del Parlamento Europeo sobre el reglamento más importante de todos los presentados por el Ejecutivo comunitario para la nueva PAC, el relativo a los pagos directos, el desarrollo rural y las medidas sectoriales. Esa medida, el aplazamiento de la entrada en vigor de la nueva PAC hasta 2023; que el 70% de los pagos directos sean para la ayuda de base; establecer un techo obligatorio de ayudas por explotación de 100.000 euros; la simplificación de la condicionalidad y el mantenimiento de la cofinanciación de las ayudas de desarrollo rural son algunas de las medidas que plantea Herranz en su proyecto de informe, que se estudiará en la Comisión de Agricultura a lo largo de las próximas semanas. También propone mantener los pagos acoplados en su nivel actual, el 13% del presupuesto, y un 2% para apoyar los cultivos proteicos. Por último, el pago complementario a los jóvenes debería continuar en los niveles actuales.

Herranz también propone mantener los pagos acoplados en su nivel actual, el 13% del presupuesto, y un 2% para apoyar los cultivos proteicos

Aunque lo del retraso en la aplicación de la nueva PAC era un secreto a voces en la capital comunitaria, nadie se había atrevido a plantearlo de manera tan clara y rotunda hasta ahora como lo ha hecho la eurodiputada Esther Herranz. La tardanza de la Comisión Europea en presentar sus propuestas, la tramitación parlamentaria de las mismas (no hay que olvidar que los eurodiputados tienen poder de codecisión junto con el Consejo de Ministros en este asunto), las elecciones europeas que se celebrarán a finales de mayo del año que viene, la formación del nuevo Parlamento Europeo con vaya a saber usted qué composición, los cambios en la Comisión Europea, la falta de acuerdo sobre el Marco Presupuestario de la UE…son tan sólo algunos de los factores que componen el endiablado calendario comunitario que se presenta en los próximos meses. Todo ello hará que se retrase la entrada en vigor de la nueva PAC hasta el año 2023. Eso, suponiendo que no sea más tarde.

Artículo de opinión publicado en el diario `La Razón´ el 27 de octubre de 2018. El Galgo Apeles: César Lumbreras

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.