La producción europea de lúpulo registrará una caída del 28% en 2022

La meteorología desfavorable (temperaturas elevadas, heladas y sequía) registrada durante el verano explica en gran medida este descenso

lúpulo
Fotografía de Nuria García

La producción europea de lúpulo, producto del que es líder mundial, registrará en 2022 una caída del 28,2% con respecto a 2021, cuando se obtuvieron 64.338 toneladas, según las organizaciones y cooperativas agrarias de la UE (COPA-COGECA), basándose en los datos aportados por sus miembros. Estaría, por tanto, por debajo de las 50.000 toneladas. También prevén una caída del 37,8% en la producción de ácido alfa (resina que producen los conos hembra del lúpulo y que interviene asimismo en la fabricación de la cerveza).

La superficie dedicada a este cultivo se ha mantenido estable en 30.795 hectáreas en los últimos años. Sin embargo, la meteorología desfavorable (temperaturas elevadas, heladas y sequía) registrada durante el verano explica en gran medida el descenso de la producción. El COPA-COGECA apunta también a un menor uso de abonos y de productos fitosanitarios debido a sus altos precios y a su escasez, que han contribuido a agravar la situación.

El COPA-COGECA ha subrayado que «los productores de lúpulo trabajan tradicionalmente con contratos a largo plazo, cuyos precios se fijan con varios años de antelación. Estos contratos a largo plazo no tienen en cuenta la subida espectacular de los costes que tienen que afrontar actualmente los agricultores. La incapacidad para repercutir esa subida de costes, junto con la disminución de los rendimientos, afectará considerablemente a la rentabilidad de los productores de lúpulo, que luchan ya por sobrevivir en el mercado».

En España se obtuvieron el año pasado 1.079 toneladas de lúpulo, en una superficie de 664 hectáreas

En la UE, la caída de la producción afecta a los tres principales países productores: Alemania (-28,6% en el caso del lúpulo y -40,3% en el del ácido alfa), la República Checa (-48,3 y -57,5%, respectivamente) y Polonia (-7,7% y +1,3%). Alemania es, con diferencia, el principal productor de lúpulo de la UE, con 47.862 toneladas previstas en 2022. El descenso afecta también a otros países con menos peso en este sector, como Francia, Bélgica, Rumanía y Eslovaquia.

Por el contrario, han mejorado los rendimientos en algunos, como España (+4,5%), Eslovenia, Austria o Bulgaria. En España se obtuvieron el año pasado 1.079 toneladas de lúpulo, en una superficie de 664 hectáreas, según datos del Ministerio de Agricultura.

La producción mundial de lúpulo rondará las 106.000 toneladas y la de ácido alfa unas 11.300 toneladas, con descensos del 22,7% y del 24% respecto al buen resultado obtenido en 2021.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.