Los ganaderos denuncian la fuerte subida del seguro de retirada de cadáveres

El pasado 1 de junio comenzó el período de contratación del seguro de retirada y destrucción de animales muertos en las explotaciones, cuyo precio ha registrado una fuerte subida, que organizaciones agrarias y ganaderos vienen denunciando desde hace unas semanas.

Esa subida ha sido más o menos acusada dependiendo de las especies y de las Comunidades Autónomas.

El incremento se debe al recorte de los fondos destinados a subvencionar este seguro, tanto por parte de ENESA (la Entidad Estatal de Seguros Agrarios) como de ciertas Comunidades Autónomas.

Además, se ha establecido un nuevo sistema de cálculo de la subvención que supone un encarecimiento adicional que perjudica sobre todo a algunas especies, en particular a las intensivas, como el porcino y las aves.

La Unión de Pequeños Agricultores pone como ejemplo que una explotación de pollos de Navarra pasará de los 237 euros que pagó el año pasado a 1.600 euros este año.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) pone otro ejemplo. Una explotación de porcino de esta Comunidad que hasta ahora pagaba 2.000 euros por este seguro tendrá que hacer frente a un pago de 9.000 euros este año por el mismo servicio.

Dado que la suscripción del seguro no es obligatoria, hay ganaderos que están buscando por su cuenta cómo cumplir con las exigencias de retirada y destrucción de los animales muertos en la explotación contratando directamente con empresas autorizadas para ello.

Desde algunas organizaciones se anima incluso a los productores a que estudien esta alternativa.

 

 

 

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.