Una tradición navideña: de las uvas de la ira a las uvas de la suerte

Sección de Historia en Agropopular, con Manuel Ortega

uvas de la frutería Frutas Vázquez de Madrid

Cuando hablamos de las doce uvas de Nochevieja, hasta ahora casi siempre se achacaba esta costumbre a un excedente de esta fruta que llevó a los productores, allá por 1909, a potenciar su consumo de esa forma. Pero hay otra versión de la historia, sin menoscabo de la otra, que señala como antecedente de esta tradición una protesta popular madrileña contra su alcalde en 1882.

Según el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Uva Embolsada del Vinalopó, las doce uvas nacieron como una protesta de los madrileños contra el alcalde José Abascal. Y es que el buen señor emitió un bando en las Navidades de ese año por el que dictaminaba que si los habitantes de la capital querían celebrar la Noche de Reyes -no la Cabalgata, que era otra cosa- debían abonar un duro, o sea cinco pesetas, que no era poca cosa para las economías de la época.

¿Por qué decidió José Abascal tomar esa medida? Porque era una noche de despendole absoluto y Abascal intentaba luchar así contra el consumo de alcohol y el ruido y, de paso, llenar las arcas municipales, que en el caso madrileño, por lo que se ve también es una tradición que anden siempre buscando fondos.

Así que ante ese bando, muchos madrileños de clases populares se congregaron en la Puerta del Sol para comer las uvas, ridiculizando una costumbre que había calado en los salones de la alta burguesía: la de despedir el año con champán acompañado con esa fruta. Algo que, al parecer, habían importado de los usos de sus homónimos franceses.

Lo realmente curioso es que en apenas cinco años, y según la prensa de la época, las mismas clases populares que ridiculizaban lo de las uvas habían hecho de su consumo en Nochevieja una costumbre madrileña que más tarde se extendió al resto de España. A finales del siglo XIX y principios del XX tomar las doce uvas se había convertido en algo típico. Una tradición que se conserva y que es bastante joven si tenemos en cuenta que apenas median un centenar y pico de años.

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y recibe nuestras novedades en tu correo electrónico
Informativos Agrarios, S. L. usará sus datos para gestionar su suscripción al boletín de noticias. Puede ejercer sus Derechos de Acceso, Rectificación, limitación entre otros según indicamos en nuestra Política de privacidad.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.