El Pregón de César Lumbreras: La ganadería extensiva y las últimas genialidades de Planas

La Dehesa de Navalvillar en Colmenar Viejo, un municipio de la Comunidad de Madrid.

Uno de los sectores que más han sufrido con el temporal y con las nevadas es el de la ganadería extensiva. En muchos casos, las vacas y las ovejas que estaban en las dehesas no tenían más techo que los copos de nieve que caían y, luego, el frío helador que llegó. En el suelo, la alimentación había desaparecido cubierta por la nieve. Todavía es imposible hacer un balance total de las pérdidas que se han registrado. Eso por un lado. Por otro, la PAC del futuro aspira a ser más verde y, si hay un sector que es “puro verdor” es el de la ganadería extensiva, que además ayuda a fijar la población en el medio rural, porque los titulares de estas explotaciones tienen que vivir cerca de donde está su ganado. Ayudan también a mantener el territorio. Por todo lo anterior, cabe esperar un mayor apoyo a esta actividad, la de la ganadería extensiva, en la futura PAC y a la hora de diseñar en el Plan Estratégico nacional, tarea en la que están metidos de lleno Luis Planas y su equipo.

Por cierto, y ya que me refiero al ministro de Agricultura, tengo para mí que está al borde de un ataque de nervios, a la vista de la rebelión que se ha desatado contra él mismo en su Comunidad Autónoma de adopción, Andalucía, y, sobre todo, en su provincia de adopción, Córdoba, a cuenta de sus planes sobre convergencia de las ayudas para los años 2021 y 2022, que están a punto de aprobar en el Consejo de Ministros. Solo así, debido a ese estado de nervios o a su falta de laboriosidad, o las dos cosas juntas, cabe explicarse algunas de sus manifestaciones de los últimos días.

Por ejemplo, decir que el sistema de seguros agrarios sirve para hacer frente a los daños del temporal. A ver, señor Planas, uno de los sectores más dañados en Castilla La Mancha y Madrid es el del olivar. Que es justamente uno de que los que tienen un porcentaje de aseguramiento más bajo, inferior al 10 por ciento, siendo uno de los cultivos más importantes de España. Dicho de otra manera, que los agricultores no suscriben el seguro porque no compensa. Por lo tanto, el sistema ideado por el monopolio Agroseguro, tolerado por el Ministerio, no cubre los daños al olivar. Señor Planas, no se esconda detrás del inexistente seguro.

Otro ejemplo del estado de nervios de Planas o de su indolencia: ha dicho que los decretos con los planes de recuperación para el sector agrario no se publicarán hasta el verano. Es decir, dentro de seis meses. Y, ya puestos, ¿por qué no para el otoño, o para el invierno, o para la primavera del año que viene? Pero se puede saber ¿a qué planes dedican su tiempo el ministro Planas y su equipo?

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.