La AESA subraya carencias en la formación del personal de los mataderos de cerdos

Smithfield Meat Market, Londres, Reino Unido

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) considera que la falta de capacidades y de formación del personal que trabaja en los mataderos afecta de forma grave al bienestar del ganado porcino en el momento del sacrificio. En un dictamen científico publicado el 17 de junio añade que también unas instalaciones mal diseñadas y construidas contribuyen a poner en riesgo el bienestar de los cerdos.

El dictamen analiza todo el proceso de sacrificio de los cerdos, desde la llegada y descarga de los animales, pasando por el aturdimiento hasta el sangrado y la matanza. Identifica una serie de riesgos que dan lugar a problemas para su bienestar, como estrés por calor, sed, largo periodo de hambre y dificultad para respirar, y propone medidas preventivas y correctivas en la medida de lo posible.

Como en el anterior dictamen sobre las aves de corral, la mayoría de los peligros (29 de los 30 identificados) son consecuencia de las carencias del personal debidas a factores como la falta de formación y la fatiga. La AESA subraya en su informe que se pueden adoptar medidas preventivas para todos los peligros y apunta que la gerencia del matadero desempeña un papel crucial en la prevención.

Este dictamen sobre el sacrificio del ganado porcino se enmarca en la serie de evaluaciones sobre el bienestar animal en el momento del sacrificio que la AESA está elaborando a petición de la Comisión Europea. Se han publicado ya los correspondientes a aves de corral y conejos y antes de finales de año aparecerá el dedicado al vacuno. Desde el organismo han recordado que “en el marco de la nueva estrategia de la Comisión Europea “de la granja a la mesa”, se están revisando las disposiciones actuales sobre bienestar con el objetivo de hacer más sostenible el sistema alimentario en la UE. Esta serie de dictámenes, a los que se añadirán otros que emitiremos en los próximos años, constituirán la base científica de tal revisión”.

La Autoridad subraya que “tener unas normas rigurosas sobre el bienestar de los animales mejora la salud de estos y la calidad de los alimentos, reduce la necesidad de medicamentos y puede ayudar a preservar la biodiversidad. Los animales sanos y bien cuidados son esenciales para que la cadena alimentaria sea saludable”.

El dictamen completo (solo en inglés) puede consultarse AQUÍ

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.