La Unión Extremadura recurrirá la composición de la Mesa del Convenio del Campo

Para anular el Laudo que aumenta un 22% los salarios en la región

Pablo Fernández desde Peraleda del Zaucejo, en Badajoz.

Desde el año 1998 que se celebraron las primeras elecciones al campo en Extremadura, la composición de la Mesa negociadora de los Convenios Colectivos del campo en la Región ha sido, por la parte empresarial, la salida de dichos comicios.

Por parte de la parte social, siempre se ha reconocido como representantes de la patronal del campo el resultado obtenido en dichas elecciones.

El 3 de diciembre de 2018, la Unión Extremadura que obtuvo un 14,26% de representación en las últimas elecciones, denunció el convenio del campo e instó a la parte social a la convocatoria de la Mesa de negociación del nuevo convenio.

Hasta la fecha se han venido convocando reuniones de la mesa de dicho convenio, en la que está representada la parte empresarial por Asaja, Upa y Coag, esta última, y siempre según lo acordado en los últimos 20 años, no tiene representación ya que el resultado que obtuvo en las últimas elecciones fue del 1,2 %, lejos del 10% que estipula el Estatuto de los Trabajadores como necesario para representar al sector empresarial.

Por lo tanto tenemos una mesa de negociación que excluye a organizaciones que han obtenido más del 10% y admite a otras que no alcanzan este porcentaje.

Por estos motivos, la Unión Extremadura va a impugnar en el Juzgado de lo Social la formación de la Mesa Negociadora del Convenio Colectivo del Campo en Extremadura y vamos a solicitar la anulación de todos los acuerdos tomados por la misma y concretamente la solicitud de mediación y su posterior Laudo Arbitral que ha supuesto una subida media del 22% de los salarios en el campo extremeño.

Como ya ocurrió en la campaña pasada, aunque las cifras de paro en la región son de las más altas de España ya que rondamos los 100.000 parado en la Región, no hay disponibilidad de mano de obra para recoger la fruta, por lo que vamos a interponer una denuncia en la Inspección de Trabajo, con el objetivo de no permitir que se sigan pagando prestaciones por desempleo mientras hay escasez de mano de obra en la Región.

Así mismo denunciamos la actitud pasiva de los actuales negociadores del convenio colectivo del campo en Extremadura (Asaja y Upa), que han permitido que mientras que los precios agrarios han bajado con respecto al año anterior, han propiciado una subida salarial de más del 22% a la que hay que añadir los incrementos de las cotizaciones sociales. El sector agrario regional no puede aguantar una subida de estas características mientras vemos como se rebajan los precios de nuestros productos.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.