Estrategia “De la granja a la mesa”: solo unos precios justos favorecerán sistemas alimentarios sostenibles, según el CESE

Sergio Zárate desde La Rioja.

“Unos precios justos de los alimentos (que reflejen el verdadero coste de producción para el medio ambiente y la sociedad) son la única manera de lograr sistemas alimentarios sostenibles a largo plazo”. Esta es una de las conclusiones del dictamen aprobado por el pleno del Comité Económico y Social Europeo (CESE) sobre la estrategia “de la granja a la mesa” de la Comisión Europea. El organismo señala que la estrategia de Bruselas reconoce el trabajo esencial que realizan los agricultores y los trabajadores de la cadena alimentaria, pero no contempla medidas concretas para garantizar unas condiciones equitativas en el seno de la misma.

El dictamen considera que “la UE y los Estados miembros deben tomar medidas para garantizar que los precios de producción se mantengan por encima de los costes de producción y que las dietas saludables sean más accesibles. Con este fin, será necesario implementar todas las herramientas de gobernanza pública, desde medidas fiscales contundentes hasta enfoques basados en la información para que los costes reales sean visibles”.

Apunta que “el porcentaje de valor de la cadena alimentaria europea que llega a los agricultores cayó del 31% en 1995 al 24% en 2005 y más recientemente se ha estimado en torno al 21%. Se ha permitido que los precios que reciben los productores se comprimieran por la cortedad de miras en la interpretación del Derecho de Competencia de la UE, que ha igualado el bienestar del consumidor con el precio más bajo posible. Esto debe modificarse, en particular en los Tratados de la UE”.

El dictamen del CESE considera, por otro lado, que el presupuesto de la PAC “no debe reducirse ni mantenerse al nivel actual, sino que debe incrementarse” para alcanzar los objetivos fijados para la política alimentaria. “Los recortes de la financiación al desarrollo rural –añade- podrían ser perjudiciales, dado que este contiene algunas de las herramientas más importantes de apoyo a la transición”.

Hace también una referencia a las políticas comerciales de la UE, que deben cambiar para conseguir los objetivos de la estrategia. Por último, el dictamen subraya que la estrategia “no contempla la gestión sostenible del suelo ni del acceso al suelo. Esta es una importante omisión dado que representa uno de los principales obstáculos para el relevo generacional de la población agrícola, sin la cual se perderá la base europea de una agricultura productiva y sostenible.

Estrategia “biodiversidad horizonte 2030”

El pleno del CESE se ha pronunciado también sobre la estrategia “biodiversidad horizonte 2030”. Según el dictamen, el organismo acoge con satisfacción el esfuerzo realizado por la Comisión Europea para elaborar esta estrategia “como uno de los itinerarios hacia el Pacto Verde europeo. Añade que “es el camino que hay que recorrer para que la biodiversidad europea ocupe un lugar central en la recuperación tras la pandemia de Covid-19, en beneficio de las personas, el clima y el planeta”.

Sin embargo, considera que “los esfuerzos destinados a proteger los recursos naturales aún existentes en la Unión deben incrementarse de manera significativamente, mediante compromisos constantes de concienciación y comunicación dirigidos a la sociedad y, en particular, a los jóvenes, enfatizando los aspectos positivos de las acciones de defensa”.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.