Una estrategia europea sobre diversidad de cara a 2030 que implica al sector agrario

Fuente: MAPA

La estrategia sobre la biodiversidad de cara al año 2030, que la Comisión Europea presentará el 31 de marzo, plantea fijar un objetivo de un 10% de tierras agrarias cubiertas por elementos no productivos y que en diez años el 30% de la superficie agraria sea ecológica.

Estas medidas, entre otras, figuran en un primer proyecto que ha empezado a circular en Bruselas. La estrategia en cuestión es un amplio programa que se apoyará en las demás políticas de la UE, en particular en la PAC, aunque también en la política comercial.

Las propuestas del proyecto de estrategia europea para la biodiversidad de cara al año 2030 que circulan ya entre las instituciones europeas, y que se presentarán el 31 de marzo, son ambiciosas. Aunque aún pueden introducirse modificaciones, recogen, entre otros objetivos, un 30% de superficie de agricultura ecológica, un 10% de tierras agrícolas dedicadas a elementos no productivos y la ampliación de las zonas Natura 2000.

El proyecto de la Comisión Europea, enmarcado en el Pacto Verde europeo, descansará principalmente en las demás políticas de la UE introduciendo “nuevas normas para la biodiversidad” en el ámbito del comercio, la industria, la agricultura y las políticas económicas, con el fin de restablecerla para el año 2030.

Desde el punto de vista agrario, el proyecto de texto propone que la UE se comprometa a alcanzar un 30% de superficie agraria cultivada en ecológico de aquí a 10 años gracias a un plan de acción para la promoción de la agricultura ecológica que se presentará hacia finales de año.

En general, se trataría de fomentar prácticas agrícolas sostenibles respetuosas con el clima y el medio ambiente, la agroecología, la ordenación multifuncional de los paisajes y la gestión integrada intersectorial.

Un 10% de elementos no productivos

El proyecto de estrategia fija también el objetivo de que un 10% de las tierras agrícolas estén cubiertas por elementos no productivos y paisajísticos (frente al 5% que se contempla actualmente en el marco del reverdecimiento) y los planes estratégicos de la PAC deben utilizarse “para compensar a los agricultores por el mantenimiento de algunas de estas zonas”.

Otras medidas que se plantean son la ampliación de la red europea de zonas protegidas Natura 2000 y establecer una metodología para definir y cartografiar las tierras agrícolas de alto valor natural con el fin de preparar unas líneas directrices sobre las mejores prácticas de gestión que podrían utilizarse después en los planes estratégicos de la PAC.

Bruselas fija el objetivo de poner fin a la disminución de las poblaciones de aves y de mariposas en el medio agrario mediante una aplicación más estricta de la directiva Hábitats y de la estrategia sobre los polinizadores.

De aquí al año que viene, la UE debería disponer de una partida de 20.000 millones de euros para lograr todos esos objetivos. Según el proyecto, esa financiación se apoyará en una combinación de fondos de la UE, como los de la PAC, los fondos regionales y de cohesión, el programa Horizonte Europa, el programa LIFE para el medio ambiente así como fondos privados que se movilizarán mediante un instrumento dedicado al capital natural y a la economía circular creado en el marco de Invest-UE.

Por último, la Comisión Europea tiene intención de evaluar mejor el impacto en la biodiversidad de los acuerdos comerciales que firme, basándose en una metodología específica que desarrollará de aquí a 2021.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.