Bruselas quiere fomentar los cultivos proteicos para reducir la dependencia del exterior

La Comisión Europea tiene previsto presentar este año, probablemente en octubre o noviembre, un plan para fomentar los cultivos proteicos en la UE –leguminosas, proteaginosas, oleaginosas- con el fin de reducir la fuerte dependencia comunitaria de los productos importados para alimentación animal, en particular de soja.

Este asunto podría abordarse en la próxima reunión del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE. Además, el Parlamento Europeo prepara un informe al respecto y también las organizaciones agrarias comunitarias han dado a conocer sus sugerencias y peticiones. De cara a la presentación de sus propuestas, Bruselas tiene intención de hacer una serie de consultas en el primer semestre de este año.

Los ministros de Agricultura de la UE ya han abordado este asunto en otras ocasiones. Algunos de ellos (un total de catorce, entre los que se encuentran Alemania, Francia, Italia y Grecia) firmaron en julio del año pasado una “Declaración europea sobre la soja” para fomentar la producción de soja no transgénica en la UE. Ponen de manifiesto que, en la actualidad, de los 31,2 millones de toneladas de alimentos a base de soja ricos en proteínas que se utilizan para la alimentación animal en la UE, sólo 1,5 millones se obtienen a partir de soja producida en territorio comunitario.

En el Parlamento Europeo, el informe que prepara su Comisión de Agricultura defiende, entre otras cosas, que la próxima PAC incluya una ayuda directa para compensar por los beneficios medioambientales que aportan los cultivos proteicos.

Por su parte, las organizaciones agrarias comunitarias proponen que se fomente la investigación para mejorar los rendimientos de la soja, los guisantes, las habas, los altramuces dulces y la alfalfa así como para mejorar la utilización de las tortas de colza y girasol. Reclaman también que la futura PAC vuelva a autorizar el uso de productos fitosanitarios en los cultivos fijadores de nitrógeno declarados como superficies de interés ecológico. Asimismo, insisten en que sea obligatoria la incorporación de fuentes de energía renovables en el sector del transporte, incluyendo los biocarburantes. Ponen de manifiesto que la molturación de colza para la producción de biodiésel en Europa proporciona más de 12 millones de toneladas de tortas, lo que ha supuesto una reducción de las importaciones en la UE desde 2010.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.