Crece la preocupación por la sequía tras un verano sin lluvias

Los meses de julio y agosto han sido muy secos y con elevadas temperaturas en buena parte de España y ello ha impactado en el campo. Las organizaciones agrarias de diversas Comunidades Autónomas empiezan a hacer estimaciones de pérdidas y a pedir medidas para paliarlas.

Galicia, Aragón, Navarra, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Murcia, Baleares y parte de Andalucía figuran entre las  afectadas, con disminución de cosechas y de pastos por falta de agua, así como con una reducción de las reservas para los cultivos de regadío.

Por citar algunos ejemplos, en Aragón la organización agraria UAGA habla de pérdidas en viñedo, almendro, girasol y trufa y de falta de pastos y ha pedido al Gobierno regional que convoque la Mesa de Producciones para hacer una valoración de las pérdidas y tratar de paliarlas con medidas como exenciones fiscales o préstamos bonificados.

En Cataluña, la Unio de Pagesos estima que la cosecha de uva disminuirá entre un 30% y un 40% y que también será más corta la de avellana, almendra y aceituna. Alerta, además, de la muerte de almendros en las zonas de secano.

En Murcia, los agricultores y las comunidades de regantes están pidiendo al Gobierno regional un nuevo decreto de sequía para el campo de Cartagena, comarca afectada especialmente por la falta de agua para regadío.

En Galicia, las organizaciones agrarias dan cuenta, sobre todo, de una disminución de la disponibilidad de pastos y de pérdidas en la cosecha de maíz; todo ello, elevará considerablemente los costes ganaderos.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.