¿Cómo funciona el control del rendimiento lechero?

El Ministerio de Agricultura organiza una jornada sobre la situación de este sistema de recogida de información

Esperanza Orellana, directora general de Producciones y Mercados Agrarios, durante la inauguración de la jornada

El sistema de control del rendimiento lechero tiene como objetivo fundamental que los ganaderos cuenten con la información que les permita realizar una mejor gestión de sus explotaciones, haciéndoles más competitivos, fomentando su profesionalización y en definitiva, apoyándoles en el desarrollo de una actividad que es imprescindible para mantener un medio rural vivo.

Lo explicó la directora general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Esperanza Orellana, este miércoles -20 de noviembre- en una Jornada sobre la situación y perspectivas del control del rendimiento lechero en España.

En este foro se ha analizado y debatido sobre el desarrollo de las actuaciones del control del rendimiento lechero en España, un elemento imprescindible para mejorar la rentabilidad y sostenibilidad de las ganaderías productoras de leche a través de los programas de mejora genética.

Orellana ha recordado que este sistema de recogida de información ha dado servicio en 2018 a más de 5.500 ganaderos de vacuno de leche, 500 de ovino de leche y 320 de caprino de leche.

Según la directora general, los animales son sometidos a un control individual de sus producciones, con una periodicidad mayoritariamente mensual. Cada año se recoge información de más de 950.000 hembras productoras de leche de las tres especies. Por lo tanto, según Orellana, “estamos ante uno de los mayores sistemas de recogida de información de producción ganadera existentes en España”.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.