Mejorar los sistemas de producción antes que reducir el consumo de carne

Esta es la conclusión de un estudio publicado el 26 de mayo por la organización americana de investigación AGU

“Los esfuerzos dirigidos a reducir la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos por kilo de proteína animal producida tendrán probablemente un impacto más importante en la atenuación del cambio climático que el hecho de persuadir a la gente de que coma menos carne, huevos y productos lácteos”. Esta es la conclusión de un estudio publicado el 26 de mayo por la organización americana de investigación AGU, especializada en ciencias de la Tierra y del Espacio.

El sector agrario europeo, que ha difundido este trabajo, considera que “aunque aumentara la demanda mundial de proteínas animales” la mejora de la eficacia de los métodos de cría en los diez países con mayor potencial de reducción podría representar una disminución del 60% al 65% en las emisiones mundiales de metano de aquí al año 2050.

La Comisión Europea prepara dos revisiones de la legislación que darán pistas sobre el camino por el que optará la UE: la primera, que se espera para julio, sobre el reparto del esfuerzo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero; y la segunda, prevista para finales de año, sobre la política de promoción de los productos agrarios de la UE, que podría reducir drásticamente los fondos concedidos a la carne (en particular a la carne roja).

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.