Un clamor contra la especulación

Acto de protesta contra la situación del sector de frutas y hortalizas en Málaga

La dura crisis que está sufriendo el sector de las frutas y hortalizas, y que supone un grave perjuicio socioeconómico para Andalucía, está poniendo contra las cuerdas a los productores, afectados desde hace varios años por importantes problemas que han mermado seriamente su rentabilidad: graves y continuadas crisis de precios y mercado, incremento de los costes de producción, apertura a competidores de terceros países y saturación del mercado europeo, entre otros.

Ante esta situación de asfixia que están padeciendo los agricultores del sector hortofrutícola, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos –COAG- de Andalucía, que desde el pasado mes de noviembre se está movilizando con protestas de este sector, ha organizado esta mañana en Málaga, concretamente ante las puertas de una estratégica plataforma de reparto a grandes superficies (Lidl), impidiendo el acceso a la misma, en un acto reivindicativo que ha sido un clamor contra la especulación.

El secretario general de COAG Andalucía, Miguel López, junto al responsable de Frutas y Hortalizas de COAG y secretario provincial de COAG Almería, Andrés Góngora, y responsables provinciales de la organización agraria en Andalucía, han liderado el acto reivindicativo que ha dado comienzo a las 11 de la mañana con una comparecencia ante los medios de comunicación allí congregados.

En sus declaraciones, los representantes de COAG han explicado muy claramente lo que reclama el sector: precios dignos y rentabilidad, control de importaciones e intervención en situaciones de crisis de mercado.

En este sentido, han manifestado que las políticas han de elaborarse siempre en beneficio de los hombres y mujeres del campo que trabajan directamente en sus explotaciones y viven de su actividad, en un marco de crisis climática, y no para favorecer a las grandes empresas y al sector comercial. La regulación y ordenación de los mercados también es básica.

Nuestras reivindicaciones

PRECIOS DIGNOS Y RENTABILIDAD

Por ello, exigimos actuar contra la especulación en la cadena de tal manera que los productores podamos vivir del valor de nuestros productos y no quedemos a merced de los intereses de la distribución comercial europea. Los agricultores estamos afrontando una presión sostenida en el seno de una cadena alimentaria desequilibrada, que deja importantes márgenes en eslabones que tienen todo el poder de negociación e imposición de precios y condiciones, y no para el agricultor, que se ve presionado para sacar a cualquier precio sus producciones.

CONTROL DE IMPORTACIONES

En cuanto a las importaciones, desde COAG se pide la denegación de nuevas concesiones en el sector de frutas y hortalizas en el marco de perjudiciales acuerdos bilaterales y multilaterales entre la UE y otros países. Mantenimiento de la preferencia comunitaria. La creciente apertura del mercado europeo a las importaciones, desde países con sistemas de producción de bajo coste y muy laxos en términos laborales o medioambientales, ha derivado en una saturación completa propiciada por los poderes públicos y las grandes empresas de distribución comercial.

Estas entidades no han mirado por el beneficio de los agricultores y agricultoras del sector, sino por los intereses de dichas empresas de comercialización y distribución que, con capitales europeos, traen producto de fuera para presionar sin miramientos los precios en origen y destruyen nuestro tejido productivo, sin proporcionar en ningún caso beneficios económicos, sociales o medioambientales para las poblaciones de los terceros países.

Asimismo, se considera imprescindible aumentar el control en los Puestos de Inspección Fronterizos de la UE tanto en materia calidad y sanidad del producto importado y en aras de la protección del consumidor. Aumento del control del etiquetado del origen y posible reetiquetado de producto importado para evitar el fraude.

INTERVENCIÓN EN SITUACIONES DE CRISIS DE MERCADO

En varias ocasiones (crisis de la E. Coli, veto de Rusia, caídas abruptas de precios…) se ha demostrado la necesidad de disponer de un sistema para hacer frente a las crisis graves y no tener que actuar de manera improvisada y tardía. Por tanto, es absolutamente indispensable desarrollar un sistema de gestión de crisis grave, ágil, universal y accesible para todos los productores, con financiación 100% pública y que se active de forma automática en estas situaciones.

Por otro lado, es necesario mejorar los sistemas de gestión de crisis existentes. El sistema actual a través de las OPFH no resulta eficaz para solventar las crisis de precios, como se comprueba por su escasa utilización, por ello, es necesaria una revisión a fondo del mismo. En particular, se debe reforzar el sistema de no cosecha/cosecha en verde, actualmente previsto, para ser más eficiente con la gestión de los fondos de los PO (Programas Operativos) y favorecer la compensación de gastos al agricultor sin incrementar los costes por industrialización y/o destrucción del producto fuera de la explotación agraria.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.