Cooperativa Agro-cítrica de Picassent: “el calibre de los cítricos españoles no es el óptimo”

Entrevista en AGROPOPULAR con Vicente Fort, gerente de la Cooperativa

César Lumbreras junto a Vicente Fort, gerente de la cooperativa Agro-cítrica de Picassent

La campaña de cítricos se ha ido complicando, a pesar de que al comienzo de la misma había muy buenas expectativas, según explicó en AGROPOPULAR- emisión del 14 de noviembre- Vicente Fort, gerente de la Cooperativa Agro-cítrica de Picassent.

Dada las restricciones a nivel mundial y, sobre todo, a nivel europeo, los hábitos de consumo han cambiado y no se le está dando valor añadido a la fruta fresca, según detalló.

Además, a esto se suma que, debido a la falta de la pluviometría en primavera y verano, “el calibre de los cítricos españoles no es el óptimo, esto está provocando tensión en el mercado”. La campaña es más precoz que otros años, “la fruta tiene un gran nivel de azúcar,  tiene buen sabor, pero no acompaña el tamaño”.

Debido a la falta de la pluviometría en primavera y verano, “el calibre de los cítricos españoles no es el óptimo, esto está provocando tensión en el mercado”

Asimismo, Fort aseguró que, en el caso de las clementinas, se esperaba unos precios muy buenos respecto a años anteriores y “estamos sufriendo en el mes de noviembre (que es el mes clave para la clementina española), una tensión en precios, por parte de los grandes mayoristas europeos, a la baja. Quieren utilizar el cítrico como atractivo en el supermercado”.

Los precios de los caquis empiezan a subir

En cuanto a los caquis, el gerente aseguró que la campaña empezó muy bien, con grandes expectativas, pero a finales de octubre se complicó por un exceso de oferta. No obstante, “está remontando”. “Si no pasa nada”, esperan que la campaña de caqui sea buena. Se empieza a ver tensión en el mercado, con mucha demanda.

Los precios de los caquis habían tocado fondo durante dos semanas, pero ahora parece que están cambiando tanto en consumo como en precios, están empezando a subir.

Daños: llueve sobre mojado

Los daños que se produjeron en la primera semana de noviembre afectaron sobre todo a las infraestructuras. Sin embargo, según Fort, “llevábamos muchos daños por la granizada desde enero; luego tuvimos las lluvias fuertes en abril -que mermó la cosecha al pudrise la flor-; posteriormente, la piedra en mayo, la falta de lluvia de junio a noviembre; y ahora ha venido el exceso de lluvia y el pedrisco”. Este exceso de lluvia ha hecho que caminos, márgenes y campos estén inundados.

Finalmente, señaló que “la última puntilla fue la caída a los dos días de una lengua de piedras con la que se estima que se habrá perdido entre 10-12 millones de kilos de caquis” y afectará a la calidad de los cítricos en esa zona.

Escucha las intervenciones completas de Vicente Fort
  • Primera entrevista
  • Segunda entrevista

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.