El fin de semana comenzará la recolección de cereales en la provincia de Sevilla con buenas previsiones

También hay buenas perspetivas para Castilla y León, Cataluña y Madrid

Antonio Rojas, cosechando trigo duro (Imagen de archivo)

La recolección de los cereales comenzará el fin de semana del 22 de mayo con la recogida del trigo en la provincia de Sevilla y en algunas zonas de la de Cádiz.

El técnico de ASAJA José Vázquez ha asegurado que “los trigos van muy avanzados” y que se prevé en Andalucía una cosecha superior a la del año anterior, que alcanzaría las 665.000 toneladas en trigo duro y las 463.000 en trigo blando, frente a las 535.000 y 400.000 toneladas, respectivamente, de 2019.

Vázquez apunta a unos rendimientos aproximados en la región de 3.500 kilos/hectárea de trigo duro y de 3.800 kilos/hectárea de trigo blando. Considera que “a nivel nacional no va a variar mucho esta cifra”, aunque la organización agraria no ha evaluado todavía la producción en toda España.

En estos momentos, la preocupación del sector andaluz está en las lluvias que, aunque han permitido recuperarse a la mayoría de las zonas productoras, podrían afectar a la calidad en esta región si persisten durante los próximos días.

También preocupan los precios, dado que los costes se han incrementado, ya que ha habido que tratar los trigos por la presencia de la roya y la septoria. De momento, se han hecho algunas operaciones con trigo duro sin recolectar para exportación con un “buen precio de salida”, según José Vázquez, que ha alcanzado los 255 euros por tonelada.

Buenas previsiones en Castilla y León

En León, ASAJA ha destacado que las abundantes lluvias del mes de abril y lo que va de mayo han propiciado unas buenas expectativas de cosecha en los cereales de invierno.

Asimismo, ha apuntado que no ha habido daños apreciables por pedrisco salvo algún episodio muy local. A pesar de esas buenas expectativas, la organización ha recalcado que el próximo mes será decisivo. En estos momentos, los cereales de invierno (trigo, cebada, avena y centeno) están en un grado de desarrollo óptimo (fase de espigado) y el campo tiene tempero al menos para dos o tres semanas.

Por su parte, la Unión de Campesinos de Castilla y León ha lamentado y advertido del riesgo de convertir en nefasta una campaña agrícola medianamente buena si cae el precio del cereal en origen como se ha detectado en la Lonja Agropecuaria de Salamanca.

Cataluña y Madrid, buenas perspectivas

En Cataluña, las perspectivas son buenas tras las lluvias de las últimas semanas. La Unió de Pagesos prevé un incremento del 34% en cebada, del 24% en trigo y del 22% en colza y guisante seco respecto a la campaña pasada.

En la Comunidad de Madrid, las lluvias de abril y de lo que va de mayo también hacen que el sector maneje buenas previsiones, aunque quieren ser cautos porque cualquier inclemencia meteorológica podría acabar con la buena estimación.

Con rendimientos que superarán ampliamente los 3.000 kilos por hectárea tanto en trigo como en cebada, la previsión es que se comience a cosechar en esta región a partir del 15 de junio.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.