Bruselas pide a los Estados miembros que habiliten “carriles verdes” para los transportes de mercancías

Con el fin de garantizar que las cadenas de suministro de mercancías sigan funcionando en el interior de la UE, la Comisión Europea ha pedido a los Estados miembros que designen como “carriles verdes” todos los pasos fronterizos pertinentes de la red transeuropea de transporte. Esos carriles, añade, deben estar abiertos para todos los vehículos de mercancías, independientemente de los productos que transporten y el paso de las fronteras, incluidos los controles y la inspección sanitaria, no debe llevar más de 15 minutos.

Bruselas incluye esta recomendación en una Comunicación relativa a la aplicación de sus directrices para la gestión de fronteras. En ella señala que “en los carriles verdes los procedimientos deben reducirse y simplificarse hasta el mínimo estrictamente necesario. Los controles e inspecciones deben realizarse sin que los conductores tengan que salir de sus vehículos, y los propios conductores solo deben ser sometidos a unos controles mínimos. No debe pedirse a los conductores de vehículos de transporte de mercancías que presenten ningún documento aparte del documento de identidad, el permiso de conducir y, si acaso, una carta del empleador. Debe aceptarse que proporcionen o presenten documentos electrónicos”.

Bruselas pide asimismo que ningún vehículo o conductor sea objeto de discriminación, “sean cuales sean su origen y destino, la nacionalidad del conductor o el país de matriculación del vehículo”. Además, insta a los Estados miembros “a que suspendan temporalmente todas las restricciones de acceso a las carreteras que estén vigentes en su territorio, como la prohibición de circular los fines de semana o durante la noche y las prohibiciones sectoriales”.

Normas para los transportistas

En relación con los trabajadores que participan en el transporte internacional, “sea cual sea el modo de transporte”, la Comisión recomienda que los Estados miembros tomen medidas para garantizar su libre circulación. Precisa que, en particular, deberían suprimirse “normas como las restricciones al desplazamiento y la cuarentena obligatoria de los trabajadores del transporte que no muestren síntomas. Por ejemplo, los Estados miembros no deben exigir a los trabajadores del transporte que lleven un certificado médico que acredite su buen estado de salud”. Añade que, “con el fin de garantizar la seguridad de estos trabajadores, se necesitan también mejores medidas de higiene y logística en aeropuertos, puertos, estaciones de ferrocarril y otros centros de transporte terrestre”.

Según Bruselas, “los certificados de capacitación profesional reconocidos internacionalmente deben considerarse suficientes para demostrar la actividad de un trabajador en el transporte internacional”. En caso de no disponer de ellos, “debe aceptarse una carta firmada por el empleador”. “Todos estos principios -dice- deben aplicarse también a los nacionales de terceros países si son esenciales para garantizar que las mercancías circulen libremente por la Unión y hacia esta”.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.