Andalucía apuesta por un modelo de gestión de residuos “sostenible, rentable y que genere empleo”

Carmen Crespo, consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía. (Fuente: Gobierno autonómico)

La Junta de Andalucía apuesta por un modelo de gestión de residuos “sostenible, rentable y que genere empleo” y que, junto a la `ley de economía circular´, sustente la “revolución verde” que está impulsando para situar a la región como “referencia en Europa en economía verde”.

Así lo ha manifestado la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, en su comparecencia en comisión parlamentaria, donde también ha subrayado la importancia de promover la innovación e investigación para lograr procesos productivos más eficientes y respetuosos con el medio ambiente.

Crespo ha asegurado que la Consejería trabaja con el reto de que Andalucía sea “punta de lanza” en Europa en reutilización, reciclado y valorización material favoreciendo la simbiosis industrial para que “los subproductos generados en unas actividades se conviertan en las materias primas de otras”.

En Andalucía se generan 17,1 millones de toneladas de residuos

Actualmente en Andalucía se generan 17,1 millones de toneladas de residuos, ha recordado la consejera, quien ha añadido que el Ejecutivo autonómico aborda su gestión “desde un enfoque sostenible, de rentabilidad y generación de empleo” y que entre los objetivos del Plan Integral de Residuos se encuentra lograr que este territorio “sea autosuficiente en la gestión de los mismos”.

En cuanto a la economía circular, Crespo ha resaltado el compromiso del actual Ejecutivo con inversiones entre las que sobresalen la partida específica de 14 millones de euros contemplada en los presupuestos de 2020 para el impulso de la economía circular y los 6 millones para restauración de zonas degradas por el depósito de residuos (sellado de vertederos).

También ha subrayado la importancia del sector agrícola andaluz, y en concreto a los productores hortícolas en invernadero, a la hora de gestionar los restos vegetales desde la perspectiva de la economía circular, a través del tratamiento de estos deshechos para la generación de compostaje o biomasa, y la producción y uso de fuentes de energías alternativas como el biogás.

Además, ha detallado que desde la Junta están promoviendo una batería de medidas dirigidas a reducir el volumen de los restos vegetales fomentando su uso para alimentación animal o mejorar la red de plantas de transferencias.

Por último, Crespo ha subrayado los beneficios que conllevan el desarrollo de una economía verde en el ámbito rural, entre ellos la fijación de la población y el mantenimiento y la creación de puestos de trabajo “a favor del crecimiento de las zonas rurales”.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.