Aumenta el número de alertas alimentarias en España

En 2021 se disparó hasta las 473, un 32,5% más que el año anterior y un 75,8% más que en el último lustro

En 2021 el número de alertas alimentarias activadas en España se disparó hasta las 473, esto supone un 32,5% más que el año anterior y un 75,8% más que en el último lustro, según un informe de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan).

Este trabajo es la memoria de actuaciones del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (Sciri) y recoge la cifra global de 1.081 notificaciones en 2021 frente a las 634 del año anterior (+70,5% anual). Dentro del millar, destacan por su riesgo para la seguridad alimentaria las «alertas», que requieren una actuación rápida por parte de las autoridades, y que fueron esas 473.

El dossier agrega esas 473 alertas con las 276 «notificaciones de información» (avisos que no requieren de una actuación inmediata), dando un total de 749 notificaciones cuyo estudio da una visión «general y más detallada» de la situación de la seguridad alimentaria en el mercado interior.

En base a ello, el dossier señala que el 41% de esas 749 notificaciones son en productos de origen vegetal y el 38% en los de origen animal. En cuanto al motivo, el 63,4% se notificó por peligros químicos, especialmente los residuos fitosanitarios por encontrarse en los alimentos sustancias no autorizadas o por encima de los límites establecidos.

Un 20% de las notificaciones fue por peligros biolólgicos, destacan aquellas por presencia de bacterias y, en menor medida, por biotoxinas o virus. El principal agente biológico causante de avisos fue la bacteria salmonella (61 notificaciones), E. coli (27) y listeria (20).

El 12% de notificaciones se debió a otros peligros (principalmente defectos de etiquetado) y el 5% restante a la presencia de peligros físicos (fundamentalmente cuerpos extraños).

El año pasado hubo 17 notificaciones que terminaron con personas afectadas por toxiinfección alimentaria, el 70% de ellas por bacterias, virus u hongos; y el 76% en productos de origen animal. En concreto, hubo cinco notificaciones por salmonella destacando un brote en Francia en fuet procedente de España con 42 personas afectadas.

También el informe repara en los casos de norovirus en moluscos bivalvos procedentes de Galicia que intoxicaron a 36 personas.

Detección de óxido de etileno

En esta memoria, se ha incluido un capítulo sobre expedientes destacados, como la detección de óxido de etileno en diversos productos alimenticios; y el empleo de bambú en utensilios de cocina, la mayoría procedente de China.

En cuanto al óxido de etileno, la Aesan concreta que el 9 de septiembre de 2020 se detectaron en Bélgica por primera vez niveles elevados en semillas de sésamo originario de la India y, posteriormente, hubo un incremento de las notificaciones comunitarias.

Según la Unión Europea, es una contaminación con «riesgo para la salud humana» porque está clasificado como mutágeno, carcinógeno y tóxico para la reproducción en la «categoría 1B».

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.