Decisiones sobre una herencia sin repartir

Consultorio jurídico del Grupo Acountax

J.F.A envió la siguiente pregunta al `Consultorio Jurídico´ de Agropopular: “Mi madre y cuatro hermanos tienen una herencia de una casa de aldea y sus fincas a partes iguales todo ello sin repartir. Mi madre quiere invertir en esas fincas plantando árboles. ¿Podría plantar donde quisiera puesto que no está repartido? De ser así, cuando se produzca un beneficio por la corta de madera, ¿tendría que repartir con los hermanos?”

Respuesta a la Consulta del Grupo Acountax

Partiendo de que esto sea una Comunidad de Bienes, ésta se encuentra regulada en nuestro Código Civil en los arts.392 y siguientes. Lo que es importante señalar a este respecto es que todos los hermanos son propietarios de la misma finca, es decir, hay una cotitularidad, lo que no implica que cada uno sea titular de una parte concreta de dicha finca, sino que todos son cotitulares del bien en una cuota o porcentaje.

Ahora bien, respecto de dicha cotitularidad, es también necesario establecer que, como así se señala en el Código Civil (art. 400), ningún copropietario está obligado a permanecer en la comunidad, pudiendo cualquiera de ellos pedir en cualquier momento que se divida la cosa común.

En relación a la concreta pregunta planteada, dispone el artículo 394 del Código Civil que “Cada partícipe podrá servirse de las cosas comunes, siempre que disponga de ellas conforme a su destino y de manera que no perjudique el interés de la comunidad, ni impida a los copartícipes utilizarlas según su derecho”.

En el artículo 397 del Código Civil queda establecido que “Ninguno de los condueños podrá, sin consentimiento de los demás, hacer alteraciones en la cosa común, aunque de ellas pudieran resultar ventajas para todos”.

Finalmente, queda establecido en el artículo 398 del Código Civil que “para la administración y mejor disfrute de la cosa común serán obligatorios los acuerdos de la mayoría de los partícipes. No habrá mayoría sino cuando el acuerdo esté tomado por los partícipes que representan la mayor cantidad de los intereses que constituyan el objeto de la comunidad. Si no resultare mayoría, o el acuerdo de ésta fuere gravemente perjudicial a los interesados en la cosa común, el Juez proveerá, a instancia de parte, lo que corresponda, incluso nombrar un Administrador. Cuando parte de la cosa perteneciere privadamente a un partícipe o a alguno de ellos, y otra fuere común, sólo a esta será aplicable la disposición anterior”.

Por ello, es necesario que con carácter previo a plantar los árboles llegue a un acuerdo con el resto de sus hermanos, el tanto que actualmente el bien es propiedad de todos ellos sin que tengan asignado una parte específica del terreno cada uno de ellos. Por ello, cualquier modificación de la cosa común deberá contar con el acuerdo de ellos.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.