La obligación de indicar el origen en las etiquetas de los lácteos, más cerca

El Ministerio de Agricultura tiene previsto enviar la próxima semana a la Comisión Europea el proyecto de Real Decreto sobre indicación en las etiquetas del origen de la leche y los productos lácteos.

Ya ha concluido la fase nacional de la tramitación del texto y ahora hace falta el informe de Bruselas. Una vez que la Comisión dé su visto bueno, la norma se enviará a la consideración del Consejo de Ministros, que podría aprobarlo antes de final de año.

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, lo anunció durante una jornada sobre el sector lácteo organizada en Santiago de Compostela por Unions Agrarias.

Hay que recordar que, de acuerdo con el proyecto preparado por el Ministerio, la medida se aplicaría -con carácter experimental durante dos años- a la leche de todas las especies ganaderas y a todos los tipos de leche (UHT, pasterizada, condensada, en polvo,…) y productos lácteos (quesos, mantequilla, nata, yogur,…) que se comercialicen envasados y destinados al consumidor final, quedando excluidos los productos con DOP e IGP, que se rigen por sus propios pliegos de condiciones.

Las etiquetas recogerían el país de ordeño y el de transformación o envasado. Otros países de la UE, como Francia o Italia, han adoptado ya una medida de este tipo.

Todos los derechos reservados. Queda prohibido reproducir, distribuir, comunicar públicamente o transformar, todo o parte del contenido de este sitio web, incluido, pero no limitado a, los textos, las fotos y los videos, sin el permiso previo y por escrito de Informativos Agrarios S.L.